La Plata tendrá carreras este martes, en una reunión que se detendrá para Argentina – Croacia, por la semifinal del Mundial de Qatar

LA PLATA.- Después de la pésima experiencia del viernes último, cuando, partido de Argentina en el Mundial mediante, se alcanzó la peor recaudación del año, la situación se repetirá esta tarde en el Bosque, ahora con la “Scaloneta” jugando la semifinal en Qatar ante Croacia…

Con ese panorama, las carreras prometen tener nula concurrencia, esperando una respuesta mejor en materia de apuestas. Habrá un corte de 2 horas y media por el partido -imposible de soportar- y a las 18:40, aproximadamente, llegará la señal de partida para el Clásico Uberto F. Vignart (G3-1200 m, arena), para caballos desde los 3 años.

Varios de los ejemplares que participaron el 19 de noviembre último en el Clásico Ciudad de La Plata (G2) volverán a enfrentarse ahora, tal el caso de Eliceo (Remote) (foto), que antes de terminar sexto en esa prueba había vencido consecutivamente en el Especial Maldivas y en el Clásico España (L).

El pupilo de Edgardo Martucci es uno de los candidatos, tanto como el potrillo Don Kazako (Long Island Sound), cuarto en el Ciudad ratificando todo lo bueno que venía de hacer antes en el Clásico Benito Lynch (G3), cuando superó por 4 cuerpos a Tex for Sale (Nashville Texan), vencedor anteayer en el Clásico Latency (L) de San Isidro y que también figura anotado en el Vignart, aunque Darío Periga confirmó a Turf Diario que no será de la partida

El preparador pampeano tendrá de todas formas una carta fuerte con el generoso Despacito (Sabayón), que bajó sorpresivamente la guardia en el mencionado España -cruzó séptimo-, pero que vuelve en pos de retomar el nivel que exhibió durante toda la temporada y que le permitió alcanzar varios lauros destacados y ante adversarios de primer nivel.

La experiencia de Lofoten (Lucky Island), segundo de Rigoni (Cityscape) en el Especial Haras La Manija en su más reciente salida, puede llevarlo a buen puerto, mientras que León Sabanero (Sabayón) acaba de llevarse el Clásico Ciudad de Berisso, algo así como el premio consuelo de aquellos que no pudieron correr el Ciudad de La Plata…