En La Punta, San Luis, el hijo de Art Master se impuso en una carrera que tuvo nivel sobresliente

LA PUNTA.- Jornada de esas que quedan grabadas a fuego en el recuerdo la que se vivió este domingo en el hipódromo local, allí donde reunión a reunión el turf se va afirmando donde hasta hace apenas diez años había un monte gigante, áspero. Más allá del resultado, que el Gran Premio Jorge Laffue (L-1800 m, arena) haya reunido una nómina de participantes estupenda para el turf del interior, un verdadero “Pellegrini” de tierra adentro, sólo obedece a un proyecto serio y que no ha mostrado renuncios en su trajinar, más allá de que, como siempre en materia de turf, no todo sea color de rosa o fácil.

En rigor, en las últimas temporadas se ha reforzado un circuito sumamente atractivo en los grandes clásicos provinciales, potenciados por mejores bolsas de premio y empujados por la pasión de siempre. Quizás sólo pueda reclamarse que muchas de esas carreras empiecen a disputarse como oficiales, para que cada turf pueda soñar con volver a pertenecer a la élite, con atraer nombres más fuertes todavía. La fe mueve montañas, pero el dinero y la buena organización también mueve otras cosas.

El aplauso es grande para muchas entidades que realizan carreras en el interior, y La Punta ha sido fundamental en que la situación haya tomado este camino. Su compromiso con la formalidad y la oficialidad es eterno y, por fortuna, muchos empezaron a advertir que ese camino puede ofrecer una proyección mucho más amplia que el mundo de las extra, tan fuerte en la calle.

El Laffue, que pudo verse en vivo desde Palermo y su red de agencias por la vía del simulcasting (punto para el centro de abrirle las puertas a La Punta desde hace ya un tiempo), tuvo un gran ganador en Elmaestrodelarte, que se tomó revancha de Teenek (Perfectperformance), que venía de vencerlo en el Batalla de Tucumán, dejándolo ahora segundo a 2 1/2 cuerpos, gran trabajo del jockey Sergio Fernández de por medio.

El hijo de Art Master y The Vision (Vision and Verse) criado en el Haras San Lorenzo de Areco empezó a responder a sus buenas labores en los máximos. Gran secreto fue el trabajo de Oscar Rébora desde su base en San Juan, ya un nombre siempre bravo cuando de las carreras más trascendentes en La Punta se trata.

Abierto, atropellando con mucha potencia desde el fondo en el derecho, Elmaestrodelarte alcanzó el mayor festejo de su campaña tras 1m52s10/100 y sorprendiendo a la mayoría, pues mereció un dividendo de $ 12,10. Como se dijo, Teenek terminó como escolta, media cabeza por delante del potrillo Mani Boy (Asiatic Boy), al que algún tropiezo le complicó las cosas en el cierre. En gran labor, la potranca Estadista Rate (Exchange Rate) fue cuarta a la cabeza.

Un rato antes, completando la doble jerárquica, el mendocino Pedrint (Peer Gynt y Ramplona, por Shuttle Diplomacy, Haras Alborada) se quedó con el Especial Hipódromo Argentino de Palermo (1400 m, arena), donde superó por 2 cuerpos a Marcus Traianus (Equal Stripes), dándole al jockey Gerardo Tempesti V. un lucido doblete.

La Punta disfrutó de un domingo excepcional y que tuvo repercusión en todo el país. No hay caso, es “por acá”, como dirían los más jóvenes.