El hijo de Archipenko reencontró su mejor forma y se consagró como el número uno en la recta

El hombre sabe… Mucho, pero mucho, sabe. Lo había dicho durante la semana en la nota que le realizó Turf Diario: “Después de montar a Elogiado en la semana le dije a Alfredo -Gaitán Dassié, el cuidador- que teníamos a su mejor versión de nuevo”. El presagio se hizo realidad y el hijo de Archipenko volvió a su mejor forma ganando bárbaro el Gran Premio Félix de Alzaga Unzé (G1-1000 m, césped), casi seguro, prácticamente garantizándose el título de Campeón Velocista.

“Había tenido unos problemas -echó sangre- y por eso no había rendido lo que debía, pero se trabajó muy bien con él, se le cambió el vareo y la forma de correr y ahora vemos los resultados”, contó tras la victoria un emocionadísimo Falero, en lo que será su última participación en el mitín internacional del Carlos Pellegrini (G1).

En una carrera donde todas las opciones valían, la atropellada del caballo del Stud Santa Elena fue letal, cortando el vuelo del potrillo Southern Horse (Roman Ruler) casi sobre el disco y por apenas 3/4 de cuerpo. Al pescuezo, Café Fuerte (Manipulator) también redondeó una gestión alto vuelo. Todo transcurrió al cabo de 56s49/100, una excelente sobre una cancha brava y pesada, producto de las lluvias fuertes que se dieron durante todo el jueves y la madrugada del viernes.

Expressive Smart (Expressive Halo fue cuarto y Macedonio (Strategic Prince) quinto, con Holly Woman (Tawqeet) en séptimo, Le Perseverant (Emperor Richard) apenas décimo tercero y Don Chullo (Footstepsinthesand), el otro G1 del lote, en décimo octavo lugar.

De la cría del Haras La Quebrada, Elogiado sumó en el Unzué su segundo G1 de la temporada, pues a mitad de año había vencido en el Gran Premio Estrellas Sprint (G1), cuando dejó de correr las pruebas de velocidad con codo en las que venía destacándose para hacerse figura en el derecho.

La familia de la E se luce en el pedigree de Elogiado, interminable, llena de capacidad sin importar distancias ni pistas. Ellie (Not for Sale), su madre, es nieta de Enmendada (Mari’s Book), la madre de Estricta (Roy), todos apareciendo desde Escolástica (Great Host). La línea tiene en su haber otros dos ganadores cercanos del Unzué en Emigrant (Candy Stripes) y Estambul (Kitwood). Simplemente tremendo.

Elogiado se quedó con el “campeonato” de la corta. Y Falero festejó, demostrando que sabe mucho. Al fin, ninguna novedad a esta altura…

Diego H. Mitagstein