Después de perder por nada ante Dandy del Barrio en 2019, el Orpen de Firmamento es figura en el 30 aniversario de la serie, hoy en Palermo

Cuesta creer que las Carreras de las Estrellas estén cumpliendo hoy su trigésima edición. Aquella iniciativa de un grupo de criadores a fines de los ‘80, es hoy uno de los grandes momentos de la temporada hípica en la República Argentina, el día en que la mayoría de los caballos más destacados del país van por la gloria. En el comienzo, sus bolsas de premios impresionantes eran su marca distintiva, aunque esa cualidad fue quedando de lado desde que definitivamente se instalaron como una cita ineludible. No es que ahora los billetes sean lo de menos, pero sí es cierto que el prestigio que sumaron en todo este tiempo le han sacado un par de cuerpos al dinero que, al menos en nuestro maravilloso mundo, no lo es todo.

Aquí soñamos con una foto para el marquito, con quedarnos sin voz gritando al pingo de la casa cruzando el disco primero, con recibir una copa después de un gran premio. Simplemente, buscamos hacer que los deseos se conviertan en realidad, pero sin frotar la lámpara.

Otra vez el escenario lo pondrá el Hipódromo Argentino de Palermo, y otra vez la historia más trascendente del día la aportará el Gran Premio Estrellas Classic (G1), con sus 2000 metros siempre apasionantes y sus más de 3 millones de pesos en recompensas que “acomodan algunos huesos”.

Algunas exportaciones y otras bajas por lesión quitaron del camino a varios de los protagonistas de la división, como los casos de Imperador (Treasure Beach), Sólo Un Momento (Orpen) o el propio Tetaze (Equal Stripes), héroe del último Longines Latinoamericano, pero esa circunstancia no le quita brillo.

Habrá 15 ejemplares en los partidores y entre ellos se confía en Emotion Orpen (Orpen), que vuelve más de un año después en pos de desquitar la ajustada derrota que sufrió en este mismo turno a manos de Dandy del Barrio (Violence), en aquél final para guardar en la memoria.

Con más experiencia a cuestas, el crédito del Stud-Haras Firmamento cerró su 2019 venciendo en el Clásico Clausura (G2) de La Plata y abrió el 2020 llevándose el Otoño (G2), aquí, antes de que el Covid-19 le “cortara las piernas”.

Tuerto, pero con un corazón de oro, el hijo de Orpen deberá cuidarse de varios de sus oponentes, por ejemplo, de Special Dubai (E Dubai), bajo la preparación de Roberto Pellegatta y que fue tercero a 3 cuerpos en el mencionado Otoño, después de dar el salto con un buen éxito en el Clásico Haras Argentinos (L). También con buena campaña de potrillo, volverá a participar de las Estrellas, tras correr el Juvenile (G1) la temporada anterior, aunque sin suerte.

Después de más de un año y nueve meses alejado de las pistas, pega la vuelta el reconocido Transónico (E Dubai), que supo ganar la Polla de Potrillos (G2) de La Plata, el Clásico Italia (G3) y el Clásico Invierno, además de finalizar quinto en el Classic de 2018. La reprise es un punto a considerar, pero como todos vuelven…

La clase del cordobés In Your Honor (Asiatic Boy) puede llevarlo a tener la mejor actuación de su vida ya de adulto, después de un largo trajinar ya sea en los hipódromos máximos como los del interior del país. En un ya lejano 2016 supo ser tercero en la Polla (G1), en las 2000 Guineas (G1) y en el Palermo (G1) y en su despedida confirmó su vigencia escoltando a Endomondo (Endorsement) en el Clásico Verano. Vaya si no puede sorprender a todos…

Y también estarán el campeón Puerto Real (Pure Prize), el G1 Pinball Wizard (Orpen), el macanudo Asiatic Till (Asiatic Boy) y Guest Seattle (Seattle Fitz), todos con ganas de dar la nota y hacerse famoso ganando una de las carreras más famosas.

Llega el Classic 2020; llega la edición número 30 de las Carreras de las Estrellas, la serie que marcó la última gran revolución dentro del turf nacional y que cada día son más preciadas. ¡Bienvenidas!

Diego H. Mitagstein