Escolta de Dandy del Barrio en 2019 y tercero de In Your Honour en 2020, el caballo de Firmamento aparece como favorito en la carrera más importante de la maravillosa serie

Por Diego H. Mitagstein

Que hayan pasado 31 años desde que las Carreras de las Estrellas vieron la luz significa varias cosas. Primero, y fundamental, lo viejos que nos estamos poniendo; y segundo, y no menos “importante”, la vigencia de la serie creada a imagen y semejanza de la Breeders’ Cup estadounidense por el grupo de criadores que integraron Hernán Ceriani Cernadas, Alejandro Menditeguy, Luis Villamil, Raúl F. M. Lottero, Pedro Blaquier, Juan Carlos Bagó e Ignacio Correas.

Fue en un ya lejano 1989 cuando todos ellos pusieron la piedra fundacional de lo que dos años más tarde sería el debut en el calendario de las Carreras de las Estrellas, el último gran cambio que introdujo la hípica nacional, dato este que habla de la poca imaginación mostrada desde entonces para darle una vuelta de tuerca a un deporte añejo y que sigue necesitando tanta modernización como entonces.

Hablar de El Compinche (Southern Halo), Refinado Tom (Shy Tom), Team (Southern Halo), Potrillón (Ahmad), Intérprete (Farnesio), Wally (Southern Halo) y Latency (Slew Gin Gizz) es hacer mención de algunos de los caballos que hicieron grande a las “Estrellas”, así, a secas, como el público y todos las conocen.

Este sábado en Palermo cumplirán 31 años y la fiesta será por segunda temporada seguida con escases de público en las tribunas, todo producto de la maldita pandemia de Covid-19 que insiste en quedarse entre nosotros. En septiembre, cuando se disputó la edición anterior, no hubo nadie en el hipódromo, y esta vez se permitirá una foro máximo de 1000 personas, muy parecido, aunque al menos aportarán algo del ambiente que faltó por completo en aquella oportunidad.

Serán 7 los pasos de las Estrellas y como desde que irrumpió en 1992, el Classic (G1-2000 m, arena, $ 3.000.000 al ganador) se llevará la mayoría de las miradas. Desgraciadamente, entre lesiones inoportunas y el no estar anotados, no estarán en los partidores ni Tetaze (Equal Stripes), ni Strategos (Zensational), ni Village King (Campanologist) ni Miriñaque (Hurricane Cat)… ¿Se imaginan lo que hubiera sido tenerlos a todos juntos en las gateras con un marco como el de las Estrellas?

A falta de todos ellos habrá un total de 8 participantes, con Emotion Orpen (Orpen) portando la bandera del favoritismo buscando que la tercera sea la vencida, pores en 2019 secundó desde “nada” a Dandy del Barrio (Violence) para en 2020 finalizar tercero de In Your Honor (Asiatic Boy) Héroe del último Gran Premio Dardo Rocha (G1), acaba de terminar como escolta del mencionado Tetaze en el Gran Premio República Argentina (G1) y tiene bien ganada su candidatura. El reservado de Firmamento contará con la ayuda de One Samurai (First Samurai), listo para mover la carrera facilitando la atropellada de su compañero.

La presencia de Rohit Joy (Fortify) no es menor, sobre todo, porque para el caballo de Las Canarias será el regreso a la cancha donde se mantiene invicto luego de una incursión que lució algo apurada en el Gran Premio Carlos Pellegrini (G1) y donde fue más que aceptable sexto.

La experiencia de Endomondo (Endorsement) y Asiatic Till (Asiatic Boy) puede servirles para dejarlos prenderse, concepto que también corre para el tordillo Perverso Dubai (E Dubai). Arrimador serial de G1, Sharkan (Treasure Beach) acompañará a Rohit Joy en el equipo de Las Canarias, y fue la elección de Edwin Talaverano, jockey oficial de la divisa. Y queda el ascendente Sólo Candombe (Winning Prize), con ganas de tocar el cielo con las manos.