La hija de Il Campione, que escoltó en la arena porteña a Tan Gritona en el Gran Premio Jorge de Atucha (G1), tendrá sólo 5 rivales

Bien temprano, cuando la jornada del sábado en Palermo recién esté entrando en calor, el Gran Premio Estrellas Juvenile Fillies (G1-1600 m, arena) ofrecerá quizás su versión más pálida de la historia, con apenas 6 participantes dirimiendo el resultado y con la ausencia de las principales referencias que tuvo el proceso selectivo para las 2 años, entre ellas, la de Tan Gritona (Full Mast), titular de los grandes premios Jorge de Atucha (G1) y de Potrancas (G1).

Así las cosas, se abre la puerta de la oportunidad para conseguir un triunfo de los grandes para Emperadora (Il Campione), de regreso al terreno donde fue tercera en el Clásico Saturnino J. Unzué (G2) y segunda en el mencionado Atucha. La zaina preparada por Guillermo Frenkel Santillán viene de un quinto en la grama del de Potrancas, la misma carrera donde Dona Morebí (Catcher In the Rye) fue sexta a 20 cuerpos, después de haberse llevado por varios el Clásico Juan S. Boucau; esta última hará su primera presentación en el terreno donde varea cada mañana y la idea es mejorar.

Desde el Campo 2 de San Isidro, Carlos D. Etchechoury hace el viaje con la brasileña Maggie May (Agnes Gold), de RDI y que tras ser sexto en el estreno sobre arena, encontró amplia rehabilitación en las 14 cuadras de grama norteñas, prevaleciendo por 4 cuerpos. En su equipo descuentan que la superficie no será problema, y le adjudican el talento necesario como para poder alzar una copa de semejante calibre.

Edgardo Martucci y el Stud Rodolfo Pedro sueñan con ver ganar a Nievre (Catcher In the Rye) el Classic (G1), pero en el Juvenile se juegan un tute fuerte con la invicta Nueva Fragancia (Hurricane Cat), que despachó por 1 1/2 cuerpo a Dona Nalia (Storm Embrujado) sobre 1200 metros el 1 de mayo, saltando grande ahora en la distancia.

Lovely Face (In the Dark) pasó desapercibida en el Atucha, llegando octava, pero como luego viajó a La Plata para ganarle a Una Arrabalera (Cima de Triomphe) en el Raúl Aristegui (G2), se ganó su oportunidad. Y queda Doña Naif (Full Mast), para la que la tercera fue la vencida, buscando ahora trascender grande.