La hija de Galileo encabezó el 1-2 del preparador y de Coolmore en The Curragh, batiendo en el disco y por el hocico a Joan of Arc

A esta altura del partido: ¿descubriríamos algo elogiando al fantástico preparador Aidan O’Brien? En absoluto, su historia ya está escrita y de aquí en adelante sólo le queda ir agigantando sus propios récords, camino a convertirse en el hombre que forjó más campeones en la historia del turf mundial. 

Este domingo en The Curragh, el Mago de Ballydoyle alcanzó un fantástico 1-2 con sus potrancas en las Irish 1000 Guineas (G1-1600 m, césped de húmedo a pesado), carrera que lo tuvo como ganador por décima ocasión y por tercera temporada seguida y cuarta al cabo de los últimos cinco años. Un infierno.

Esta vez la heroína se llamó Empress Josephine, que dio el golpe tapando en el disco y por el hocico a su compañero Joan of Arc, ambas obviamente de Coolmore e hijas del enorme Galileo, que, como, el preparador no deja de apilar grupos uno.

En una carrera que se hizo de trámite moderado, No Speak Alexander (Shalaa) fue la encargada de hacer la punta, aunque con Joan of Arc bien cerquita vigilándola, mientras Seamie Heffernan traía bastante más atrás a Empress Josephine, guardándole resto. En los 300 metros la carta principal de Ballydoyle consiguió dominar a No Speak Alexander y parecía encaminarse hacia una victoria segura.

Pero Empress Josephine arrancó, voló y descontó los 4 cuerpos que le había sacado su compañera para taparla en la misma meta, con No Speak Alexander en tercero a 1 largo y la favorita Pretty Gorgeous (Lawman) rindiendo bastante menos de lo previsto y cruzando la meta a 3 1/2 largos, sin ser peligrosa jamás y quizás sintiendo de más la larga inactividad.

Empress Josephine no tuvo actuación a los 2 años, y sólo debutó a fines de marzo ganando en Naas. Lejana décima de Keeper of Time (Mehmas) en el 1000 Guineas Trial Stakes (G3), fue luego escolta de Too Soon To Panic (Gleneagles) en el Victor McCalmont Memorial Stakes (L) de Gowran Park antes de despacharse con una victoria tan sorpresiva como espectacular.

“La única sorpresa para mí es que le hayan ganado en sus últimas dos carreras”, confió un feliz Heffernan tras la carrera y su quinto éxito en las Irish 1000 Guineas. Luego, el jockey agregó: “No corrió a los 2 años porque no estaba lista en términos de crecimiento físico. Tuvimos suerte para ganar por tan poco, pero ganó bien”.

Por su parte, O’Brien también dio su punto de vista: “Pensé que era una buena potranca desde el primer día y luego en Leopardstown todos los líderes fueron demasiado rápido para ella. Después corrió muy bien en Gowran, una carrera dura, pero pensé que 1800 metros podrían haberla superado. Ella es capaz de acelerar mucho y Seamus le dio una conducción encantadora. Es una potranca elegante y ahora podríamos correrla el Coronación Stakes (G1) -del 18 de junio en Royal Ascot- pero veremos qué hacer. Ella es hermana de Minding (Galileo) y Joan of Arc es una hermana de Gleneagles (Galileo). A Joan of Arc la subiremos hasta los 2000 metros y quizás pensemos en el Prix de Diane (G1) francés”.

El pedigree de Empress Josephine es una delicia, un lujo. Lillie Langtry (Danehill Dancer), su madre, fue Campeón 3 Años Hembra, tras ganar el Coronation Stakes (G1) y el Matron Stakes (G1), y ya había producido a la increíble Minding, que lo ganó casi todo en su campaña, como las QIPCO 1000 Guineas (G1) inglesas, el Investec Oaks (G1), el Queen Elizabeth II Stakes (G1), el Qatar Nassau Stakes (G1), el Dubai Fillies Mile (G1), el Moyglare Stud Stakes (G1) y el Pretty Polly Stakes (G1), y a la G3 Kissed by Angels (Galileo)..

Lillie Langtry es hermana materna de los clásicos Count of Limonade (Duke of Marmalade) y Danilovna (Dansili) y pertenece a la familia materna de los estupendos Great Commotion (Nureyev) y Russian Rock (Pomodoro).

Aidan O’Brien sigue haciendo historia y cosechando récords, superándose a sí mismo. Con potrancas como Empress Josephine y Joan of Arc, ciertamente que la historia se hace más sencilla. Pero el hombre es un fenómeno…