Con una sólida demostración se quedó con el Clásico José P. Ramírez (G3), destronando a Hit Tifón, que venía de llevarse la Polla

LA PLATA.- Hay caballos que necesitan tiempo, que primero tienen que asentarse hasta poder dar todo lo que su potencial invita. Parece ser el caso de Emprestado, el potrillo que este domingo en el Bosque irrumpió fuerte en el proceso selectivo despachando a los 3 únicos rivales que le salieron al cruce en el Clásico José Pedro Ramírez (G3), paso intermedio entre la Polla (G3) y el Jockey Club (G2), primeros dos pasos de la Triple Corona local.

El zaino que tanto había gustado cuando salió de perdedor temprano y que había aprobado su primer refregón grande cuando fue sexto en el Gran Premio Estrellas Juvenile (G1), venía de una gestión sorprendentemente floja en el Clásico Miguel Cané (G2), pero el cambio de trazado y de aire le permitió mostrarse en todo su esplendor.

El desarrollo no tenía punteros y los primeros metros transcurrieron sin que ninguno de los participantes moviera decidido para correr al frente. Ante ese panorama, Eduardo Ortega Pavón aflojó las riendas de Emprestado y el defensor del Stud Etica empezó a construir desde allí su victoria.

Desde ese momento todo resultó bastate sencillo para el hijo de Catcher In the Rye criado por el Haras Abolengo y preparado por Nicolás Martín Ferro, aunque presentado por Enrique, su padre. Se afirmó y al pisar la recta disparó sin inconvenientes, sacándole en el disco 5 cuerpos a Mister Allinson (Fortify), con una versión de Hit Tifón (Hit It a Bomb) muy apagada, pues terminó tercero a 9 largos del ganador, perdiendo muchos de los puntos que sumó cuando se llevó la Polla. Rey de Señoras (Es Richard), en tanto, cerró la marcha a sin apreciación de distancia, todo tras 1m43s15/100.

Emprestado es el nuevo nombre de grado para la mundialmente reconocida familia de la E. Empress Style (Sunray Spirit), su madre, fue placé clásica y antes había producido a Empiric Ruler (Roman Ruler), segunda en el Inés V. Roca (G3) y tercera en el Balsa (G3) y a otros 3 ganadores.

Potrillo interesante para seguir de aquí en más Emprestado, que encontró en La Plata un terreno fértil para empezar a afirmarse entre los más destacados de la generación. Tiene por delante el Jockey Club aquí o pensar en volver a Palermo o a San Isidro -nunca corrió allí- pensando en lo que resta de la Triple Corona grande. Todas las opciones son válidas después de su muy buena demostración de este domingo, destronando al líder “autóctono” y con una solidez que invita a soñar grande.