En Oaklawn Park los californianos Nadal (foto) y Charlatan buscan ganar las divisiones del tradicional cotejo entre potrillos

HOT SPRINGS, Arkansas (Especial para Turf Diario).- Se viene otro fin de semana de expectativas grandes en Oaklawn Park, uno de los hipódromos de los Estados Unidos que siguieron adelante pese al brote de Covid-19 y que vivirá el final de su meeting con un par de reuniones imperdibles. Con la postergación del Kentucky Derby (G1), pasado para septiembre, el Arkansas Derby (G1-1800 m, arena, US$ 500.000 en premios) será una especie de “reemplazo” de la carrera por las rosas para los hípicos ávidos de acción, habiendo reunido un lote numeroso y calificado de potrillos y que obligó a dividirlo por segunda vez en su historia.

En ambos casos el rol de favorito en el morning-line lo asumen sendos pupilos de Bob Baffert, ni más ni menos que el preparador de los dos últimos ganadores de la Triple Corona aquí: American Pharoah (Pioneerof the Nile) y Justify (Scat Daddy). Se trata de los invictos Charlatán (Speightstown) y Nadal (Blame), ambos con todas las ganas del mundo de seguir su camino sin conocer sobre derrotas.

Con cotización de 1/1 Martín García confirmado en sus riendas, Charlatán ganó debutando dando espectáculo en Santa Anita Park y repitió con idéntica solvencia en ese mismo hipódromo y en un allowance. Enfrentará aquí su bautismo a nivel gradual y si el cambio de pista no le sienta mal da la sensación de que vencerlo será tarea titánica.

En la fila de los que irán por la hazaña aparece Governeur Morris (Constitution), que la temporada anterior terminó segundo en el Claiborne Breeders’ Futurity (G1) y que viene de terminar cuarto en el Curlin Florida Derby (G1) de Gulfstream Park.

Anneau d’Or (Medaglia D’Oro) no corrió nada cuando estuvo en Fair Grounds para el Risen Star Stakes (G2), llegando noveno. Antes, primero había secundado a Storm the Court (Court Vision) en el Breeders’ Cup Juvenile (G1) y luego a Thousands Words (Pioneerof the Nile) en el Los Alamitos Futurity (G2), las dos actuaciones que deben considerarse, sin dudas.

No lejos de los anteriores aparecen Shooters Shoot (Competitive Edge) y Basin (Liam’s Map), el primero apoyado en dos victorias condicionales consecutivas y que llamaron la atención, mientras que el restante fue tercero en el Rebel Stakes (G2) y cuarto en el Oaklawn Stakes (L), sin responder a su éxito en el Runhappy Hopeful Stakes (G1) de septiembre último en Saratoga.

Y para los argentinos estará el atractivo de la presencia de Jungle Runner, un vástago del crack Candy Ride preparado por Steven Asmussen que después de ganar el Clever Trevor Stakes (L) en Remington Park en 2019 no mostró avances significativos.

Tan firme como Charlatán aparece Nadal en el restante de las divisiones del Arkansas Derby. En su caso con el notable Joel Rosario como guía, tuvo como hoja de ruta tras una presentación sin complicaciones el San Vicente Stakes (G2) y el Rebel Stakes (G2). En el primero de esos desafíos lo suyo fue lujoso, aunque en la más reciente le costó más de la cuenta derrotar por 3/4 de cuerpo a Excession (Union Rags), que esta vez no estará en su camino.

Brad Cox y Florent Geroux tienen expectativas en dar cuenta del californiano con Wells Bayou (Lookin At Lucky), que después de terminar segundo aquí en el Southwest Stakes (G3) piso fuerte en Fair Grounds para imponerse en el Twinspires.com Louisiana Derby (G2).

Héroe en el Lambholm South Tampa Bay Derby (G2), King Guillermo tiene por delante el compromiso más complicado de su breve campaña, y se cree que tiene el poder necesario como para superarlo con un resultado alentador.

De suma importancia será también la presentación de Storm the Court, el Campeón 2 Años Macho de 2019, título que se aseguro cuando dio la sorpresa al quedarse con el Breeders’ Cup Juvenile (G1). Tras su consagración, le viene costando mostrar su mejor cara, habiendo quedado cuarto en el San Vicente Stakes (G2) al reprisar y tercero en el San Felipe Stakes (G2) en su gestión más cercana. ¿Será esta la oportunidad para que vuelva por sus fueros?

Y habrá que guardar un lugar entre las sorpresas para Silver Prospector (Declaration of War), que ya ganó el Kentucky Jockey Club Stakes (G2) y el Southwest Stakes y es bien capaz de olvidar sin más trámite el pobre sexto lugar en el que terminó el Rebel Stakes…

Sábado espectacular el que se vivirá en Oaklawn Park, donde los potrillos se jugarán la parada por una victoria que los ubique en la cima del ranking generacional.