A 8 días de su actuación anterior, el campeón argentino correrá este miércoles en el césped de Warwick Farm

WARWICK FARM, New South Wales (Especial para Turf Diario).- No está equivocado, amigo lector; no está leyendo una nota de la semana pasada que se repitió por equivocación. A 8 días de su gestión anterior, el campeón argentino He Runs Away volverá a correr en pistas australianas. Será este miércoles, en el césped de Warwick Farm, donde el hijo de Heliostatic será de la partida en la quinta carrera de la fecha, un handicap de hasta 72 puntos de rating y que tendrá 2400 metros de recorrido.

Lleno de tropiezos entre la parte final de la curva y el inicio del derecho, el actual pupilo de Chris Waller terminó octavo a 6 cuerpos de Miyake (Deep Impact) en una categoría similar, aunque cargando 2 kilos más con respecto a los 56 1/2 que los que llevará ahora, un detalle para nada menor. A eso deberá sumarse que subirá desde los 1900 a los 2400 metros, una distancia que puede ayudarlo a intentar encontrar el camino del regreso al disco.

Con Brenton Avdulla en sus riendas, el ganador del Nacional (G1) y del Jockey Club (G1) de 2016, cuando fue consagrado como Caballo del Año y Campeón Fondista, tendrá como rival más complicado al irlandés Harpo Max (Galileo), que viene de llegar tercero del propio Miyake, por lo que, en un trámite normal, la diferencia de 4 1/2 cuerpos que hubo entre ambos puede descontarse tranquilamente. En tanto, el japonés Wild Impact (Deep Impact), que viene de imponerse en un handicap inferior en Kembla Grange, también puede ser un rival de temer para el zaino albiceleste.