Ganó otra vez el Clásico Miguel de Cervantes Saavedra y ahora irá por la Corona Cervantina

AZUL.- Dentro de muchos años todos recordarán todavía a un caballo de nombre Best for Last, alazán macanudo, siempre dispuesto a premiar al público que lo sigue con un triunfo. El hijo de Incurable Optimist volvió a ser figura en el Hipódromo de Azul y a ganar el Clásico Miguel de Cervantes Saavedra, para quedar, como en 2017, a las puertas de alzarse con la Corona Cervantina.

Conducido por Mariano Joel López, el pupilo de César Santillán fue una máquina en la recta para ganarle por 5 cuerpos a Cinéfilo (Dancing for Me), mientras El Animal (Emperor Richard), su gran rival en la previa, terminaba apenas quinto y a 21 cuerpos, en una actuación totalmente anormal.

Nacido en el Haras El Paraíso, Best for Last empleó 2m8s65/100 para los dos kilómetros previstos y ahora buscará lo que se le escapó en 2017: el Clásico Ciudad de Azul y así alzarse con la Corona Cervantina.