La hija de Verrazano superó por 5 cuerpos a Haka Pei en el Clásico Geoffrey Bushell (L), sobre el césped del Club Hípico de Santiago

SANTIAGO DE CHILE, Chile (Especial para Turf Diario).- Más allá de su esperable traspié ante los machos en El Derby (G1) de Viña del Mar, el ascenso de Tach Mahal viene siendo constante desde hace varios meses, encontrando este lunes en el Club Hípico su victoria más importante. Después de imponerse en el Clásico Carlos Abogabir L. del Sporting, la hija de Verrazano asumió con toda la fe el desafío durísimo que le proponía el Clásico Geoffrey Bushell (L-1600 m, césped), terminando otra vez adelante, ante un un grupo de adversarias de primer nivel.

Con Joaquín Herrera en sus riendas, la pupila de Juan C. Silva S. no tuvo ningún problema para batir por 5 cuerpos a Haka Pei (Midshipman), con Freccia Rosa (Dangerous Midge) en tercera posición a ventaja perceptible y la favorita Alaskan Queen (Constitution) completando la cuatrifecta, todo tras 1m34s66/100.

Cría del Haras Paso Nevado defensora de sus colores del Stud Vendaval, Tach Mahal había cerrado 2020 con un segundo en el Clásico Las Oaks (G1) y en 2021 sigue volando alto, respondiendo a “cuestiones genéticas” como hermana materna del G2 Tinku (Lookin At Lucky) y nieto de la yegua argentina Terna (Roy), dueña del Gran Premio Enrique Acebal (G1) en su momento, y con Toplucky (Lookin At Lucky) como otro “abanderado” en el pedigree.