Champagne Anyone se quedó con el G2 del sábado en Gulfstream Park y ahora sueña con el Kentucky Oaks

HALLANDALE BEACH, Florida (Especial para Turf Diario).- La genética argentina no deja de llamar la atención. Esta vez fue en los Estados Unidos, donde el Gulfstream Park Oaks (G2-1700 m, arena), parte del camino que conduce a las potrancas rumbo al Kentucky Oaks (G1) y que se corrió este sábado en Gulfstream Park, vio dar la sorpresa a Champagne Anyone, una nieta de Luminare (Forlitano), yegua criada por el Haras Firmamento y cuya generosidad fue enorme.

Por Street Sense y Lucevan (Ghostzapper), Champagne Anyone venía de ser tercera en el Forward Gal Stakes (G3), y ahora encontró el lauro más importante de su campaña dominando por medio cuerpo a la favorita Dunbar Bar (Quality Road) tras desbancar del liderazgo al pisar la recta a Cookie Dough (Brethren), finalmente tercera.

Lucevan es una de las dos crías que dejó en USA Luminare, que antes, desde las praderas de Sierra de los Padres había producido a Miss Loren (Numerous), Campeón Yegua Adulta en Argentina tras ganar los grandes premios Copa de Plata (G1) y Gilberto Lerena (G1) y que luego en el Norte se llevó el Santa María Handicap (G1) y el Clement L. Hirsch Handicap (G2), al cuidado de Luis Seglín; de Mr. Light (Numerous), dueño por mucho tiempo del record de la milla de césped en Gulfstream Park, registrado cuando conquistó el Appleton Handicap (G3); de Milano Phone (Speakerphone), titular del Clásico Uberto F. Vignart (G2); y de los placé de grado Mr. Ponti (Numerous) y Mr. Lux (Numerous).

Comprada como yearling en 70.000 dólares durante las ventas de septiembre en Keeneland, Champagne Anyone se subió al tren del Kentucky Oaks con un triunfo conseguido por méritos propios, y ahora cargará la esperanza del turf argentino, acostumbrado ya a ser parte de con su genética de las grandes carreras.