El hijo de Key Deputy pasó de largo a Ojos Remoteros para vencer con solvencia

El cuidador Eduardo Accosano lo hizo de nuevo. El sábado en San Isidro ganó el Clásico La Troienne (L) con Ansia Clara (Angiolo), y este lunes volvió a festejar, ahora con Tsunami Key (Key Deputy, 57), el cómodo vencedor que tuvo el Handicap Sideral (1400 m, arena normal), la primera de las dos pruebas por encima del nivel común con que contó la jornada.

Convertido en un relojito, y luego de un par de lindos arrimes en este nivel, el zaino fue imparable cuando cargó por el centro de la cancha en el derecho para pasar de largo al topweight Ojos Remoteros (Remote, 59 1/2) y terminar venciéndolo por 2 cuerpos en excelentes 1m22s58/100.

Favorito del público, Tsunami Key se sintió más que comodo con la velocidad que impuso al frente el pampeano Super Contento (Super Saver, 54), situación de la que sacó máximo provecho frente a las tribunas, donde el puntero se apagó.

Criado por el Haras El Alfalfar y defensor de la caballeriza MDP, a sus 5 años Tsunami Key muestra un rendimiento alto en este tipo de competencias y ya totaliza 5 conquistas en 26 performances, con premios por 7.351.538 pesos.

Antes triunfador en el Handicap Silfo, difícilmente Tsunami Key falle. Siempre lo da todo y se prende en los finales, raye el que raye.