La potranca argentina es candidata para vencer en el Armada de Chile (L), donde se enfrentará con La Candonga

SANTIAGO DE CHILE, Chile (Especial para Turf Diario).- Otro día de carreras importantes el que aguarda esta tarde en el Hipódromo Chile, con doble cuota jerárquica de por medio y el destaque del Clásico Armada de Chile (L-1800 m, arena), para yeguas desde los 3 años y que reunió apenas 5 participantes.

Quizás sea la oportunidad ideal como para que la argentina Moana Aymar consiga el primer festejó importante de su positiva campaña. Algo irregular en sus rendimientos, la hija de Equal Stripes y Aymar (Slew Gin Fizz) vuelve a una distancia que le sienta mucho mejor que la milla; de hecho, no por nada supo ser, aunque lejos, tercera de Gold Spirit (Omayad) en el Clásico Alberto Solari Magnasco (G1). Como favorita viene de terminar quinta de Duliette (Grand Daddy) en el Clásico República Argentina, volando más bajo de lo previsto, pero luce en condiciones de rehabilitarse.

En su camino se cruza otra potranca de positivos antecedentes como La Candonga (Verrazano), cuarta en el mencionado República Argentina y que antes había terminado como escolta de Chica de Humo (Gemologist) en el Clásico Julio Serra Bandres. Alguna vez segunda de Cheetara (Daddy Long Legs) en el Clásico Haras de Chile – Marcel Zarour Atanacio (G2), sin dudas venderá cara su derrota.

Ya un escaloncito por debajo, aunque con ganas de dar la sorpresa, quedan Artemisa de Troya (Gstaad), Chambonaza (Papelón) y Tanto Afecto (Dangerous Midge), las tres con alguna que otra tabulada divertida entre manos.

Un ratito más tarde llegará el momento para el Clásico Cencerro, que sobre 1200 metros enfrentará potrillos de 3 años. El buen momento de Raimundo A (Seeking the Dia), reciente ganador del Clásico Cerro Bellavista del Sporting choca contra las buenas carreras previas de Grande Joaco y Grand Friend, dos hijos de Grand Daddy.

El primero se llevó el Clásico Incentive Boy y luego arrimó n 4 pruebas similares, mientras que el restante lo venció cuando se midieron en el Clásico República Dominicana, sin olvidar que en sus tiempos de proceso selectivo tuvo una excelente labor en el Clásico Dos Mil Guineas (G1), ocasión en la que fue escolta desde apenas 1 1/2 cuerpo de Jamón Serrano (Star Dabbler).