Comopudosucederme contuvo la atropellada de la tordilla Piedra Preciosa y se reencontró con la victoria después de casi 10 meses

Después de una serie de arrimes de primer nivel, Comopudosucederme se reencontró con la victoria en el sábado del Hipódromo Argentino de Palermo, dando cuenta ajustadamente de una rival brava como la yegua Piedra Preciosa (In the Dark) para quedarse con la copa del Clásico Jerry Honor (1000 m, arena pesada.

Héroe hace casi un año en el Estados Unidos de América (G1) y cuarto en los grandes premios Ciudad de Buenos Aires (G1), Suipacha (G1), Maipú (G1) y Unzué (G1), el hijo del recordaado Compasivo Cat liquidó el trámite casi de punta a punta, siendo uno de los pocos que no ligó golpes en la partida, situación que le permitió venir corriendo al son de la banda sin necesidad de esforzarse demasiado.

Piedra Preciosa, por su lado, sí tuvo algunos roces que la retrasaron en el comienzo, atropellando fuerte de los 300 metros al disco para comprometer al gran favorito, aunque no lo suficiente.

Para cuando la tordilla empezó a aparecer en el radar, ya Comopudosucederme se había sacado de encima la molesta compañía de Colbac Bomb (Hit It a Bomb) y abierto un par de cuerpos de ventaja. Brian Enrique exigió y su caballo respondió de la mejor manera, repeliendo el embate de su rival, de gran carrera pese a la derrota. El tiempo de 55s5/100 habla de la exigencia del Jerry Honor, ya camino hacia lo que será el 1 de mayo el Gran Premio Ciudad de Buenos Aires (G1).

De la cría del Haras Los Cuatro Candados y con Shuia (Sebi Halo) como madre -una combinación que saca chispas-, Comopudosucederme corre para la caballeriza Santo Domingo, la misma de Arellano (Angiolo), ganador el Unzué en diciembre y con el que seguramente deberá compartir ruta cuando lleguen los grandes turnos de la división.