Ausente The Revenant, el hijo de Kendargent atropelló desde la última posición para tapar en el disco de ParisLongchamp a Tilsit

PARÍS, Francia (Especial para Turf Diario).- El récord del veterano Skalleti merecía una conquista en el máximo plano, esa que llegó en el domingo de ParisLongchamp, con el tordillo haciéndose del siempre trascendente Prix d’Ispahan (1850 metros, césped de bueno a blando).

Invicto esta temporada, el hijo de Kendargent y Skallet (Muhaymin) aprovechó al máximo la ausencia de The Revenant (Dubawi) y la baja performance de Víctor Ludorum (Shamardal) para trepar al lote de los mejores caballos adultos en el plano local, y abriendo un abanico por demás interesante de posibilidades para su futuro.

Si todo lo que hizo hasta aquí fue muy bueno, vaya si vale la pena entusiasmarse todavía más con lo que sea capaz de hacer Skalleti, cuya atropellada lo llevó desde la última a la primera colocación en la recta final del hipódromo parisino.

En el disco quebró el pupilo de Jerome Reynier a Tilsit (First Defense), que había levantado una muralla para impedir que My Oberon (Dubawi) lo desbordaba. Pero ese esfuerzo fue demasiado grande y en el último salto Skalleti logró su cometido, empujado con alma y vida por el veterano Gerald Mosse, su jockey.

Eufórico, Reynier exclamó: “¡Por fin tiene su G1! Es un caballo de mucho corazón y con mucho talento. La pista era un tema, pero afortunadamente no fue problema. Elegimos no correr el Prix Ganay para llegar frescos a esta carrera y nos dio resultado. Pensando en el futuro, siempre tuvimos en mente el Champion Stakes (G1) de Ascot, por lo que ahora descansará y probablemente vuelve para el Prix Gontaut-Biron y después veremos”.

Nada menos que 15 primeros puestos sobre 20 presentaciones ya cosechó Skalleti, cuyo propio hermano Skazino se llevó hace apenas unas horas el Prix Vicomtesse Vigier (G2), en esta misma cancha.

La fecha en ParisLongchamp tuvo otro punto de emoción con el Prix du Palais-Royal (G3-1400 m, césped de bueno a blando, para caballos desde los 3 años. Allí Marianafoot (Footstepsinthesand y Marianabaa, por Anabaa) alcanzó a los seis años la victoria más importante de su trayectoria, dando cuenta de Duhail (Lope de Vega) por 1 cuerpo, con Namos (Medicean) en tercero al pescuezo. Mickael Barzalona estuvo en las riendas del ganador, que completó el doblete formidable del preparador Jerome Reynier.