La hija de la yegua argentina Malacostumbrada fue segunda al pescuezo en el Takamatsunomiya Kinen (G1); Curren Bouquetd’Or, en la crack chilena Solaria, segunda en el Nikkei Sho (G2)

No hubo victorias clásicas en Japón para los hijos de las yeguas sudamericanas, pero sí excelentes actuaciones, comenzando por el fantástico segundo lugar que consiguió la campeona Resistencia en el siempre durísimo Takamatsunomiya Kinen (G1-1200 m, césped), corrido el domingo en Chukyo.

En la G1 argentina Malacostumbrada, la yegua se enfrentó a los machos en una distancia inferior con respecto a las que venía compitiendo y redondeó una labor de altísimo vuelo, sólo superada por el notable Danon Smash, que repitió la hazaña de Lord Kanaloa, su padre, y la dejó segunda a tan sólo el pescuezo, con Indy Champ (Stay Gold) en tercero a igual margen.

Resistencia luchó todo el derecho poer quedarse con la victoria, y dio la sensación de que si no largaba tan abierta y doblaba la curva dando tantas ventajas, así podría haber sido. Pero Danon Smash es un caballo espectacular, que remontó grande a la izquierda de la yegua para dominar en los tramos finales y en la notable marca de 1m9s20/100 sobre grama blanda. No le fue bien, en cambio a Danon Fantasy (Deep Impact y Life for Sale, por Not for Sale), que terminó en la décimo segunda colocación.

La que también pegó en el palo fue Curren Bouquetd’Or (Deep Impact), hija de la crack chilena Solaria (Scat Daddy), pues terminó segunda a medio largo de Win Marilyn (Screen Hero) en el Nikkei Sho (G2) de Nakayama, corrido el sábado sobre 2500 metros en el césped. No puede quebrar la racha sin victorias, aunque siempre se las arregla para ratificar toda su calidad con grandes actuaciones.

Por su parte, también el sábado pero en Hanshin, la primera experiencia de grado para Levezza (Duramente), hijo de la G1 argentina Conviction (City Banker), terminó con una más que aceptable gestión en el Mainichi Hai (G3), sobre 1800 metros en césped firme.

Conducido por Kenichi Ikezoe, fue quinto a 7 cuerpos de Shahryar, que por el pescuezo supero al favorito Great Magician, en un 1-2-3 del fantástico Deep Impact (Sunday Silence), pues a 1 3/4 cuerpo culminó tercero Prognosis.

Balance positivo entonces para las crías de las yeguas argentinas en el fin de semana japonés, siempre dando que hablar en las carreras más pesadas del calendario. Por suerte.