Hishi Iguazú, hijo de La Liz, cayó por media cabeza ante Loves Only You (foto) en el Jong Kong Cup; Resistencia, en la G1 Malacostumbrada, fue segunda en el Hong Kong Sprint a 3/4 de cuerpo

El festival internacional en Sha Tin, Hong Kong, fue la atracción más importante del mundo durante el último fin de semana, y allí dos hijos de yeguas argentinas quedaron a nada de tocar el cielo con las manos, en una ratificación del peso de la genética nuestra en el planeta turf.

Como la mayoría esperaba, la japonesa Loves Only You ratificó sus enormes cualidades imponiéndose en una muy competitiva versión del Longines Hong Kong Cup (G1-2000 m, césped, US$ 3.847.229 dólares en premios). Sin embargo, la ganadora del último Breeders’ Cup Filly & Mare Turf (G1), en Del Mar, Estados Unidos, debió poner todo su corazón para doblegar por apenas media cabeza a Hishi Iguazú (Heart’s Cry), cuya madre no es otra que La Liz (Bernstein), la notable velocista que fue una de las grandes representantes que tuvo el Haras La Quebrada.

A 3/4 de cuerpo fue tercero Russian Emperor (Galileo), con el chileno Panfield (Lookin At Lucky) fallando al quedar anteúltimo y sólo delante de Mac Swiney (New Approach), ni más ni menos que el héroe que tuvieron esta temporada las 2000 Guineas (G1) irlandesas.

En tanto, en el marco del Longines Hong Kong Sprint (G1-1200 m, césped, US$ 3.077.850 en premios), las fotos fueron todas para el australiano Sky Field (Deep Field), que por apenas 3/4 de cuerpo pudo con el ímpetu de la campeona japonesa Resistencia (Heart’s Cry), hija de la G1 Malacostumbrada (Lizard Island), criada en el Haras La Pasión y de notable campaña en su país de origen.

El festival internacional en Sha Tin tuvo otros dos G1 que coparon la atención. Por un lado, en el Longines Hong Kong Mile (G1-1600 m, césped, US$ 3.334.265) el multicampeón Golden Sixty (Medaglia D’Oro) defendió con éxito su título. Actual Caballo del Año, llegó a su undécimo éxito consecutivo derrotando por 1 3/4 cuerpo al inglés More Than This (Dutch Art), con el japonés Salios (Heart’s Cry) en tercera posición.

Por último, en el no menos trascendente Longines Hong Kong Vase (G1-2400 m, césped, US$ 2.564.785) el brasileño Butterfield (Setembro Chove) quedó apenas séptimo del japonés Glory Vase (Deep Impact), que por 1 cuerpo y 2 1/2 largos se adelantó al inglés Pyledriver (Harbour Watch) y a la yegua Ebaiyra (Distorted Humor), nacida en los Estados Unidos, pero con campaña en Francia para el prestigioso Aga Khan.