La British Horse Racing Authority mantendrá una reunión la próxima semana con la esperanza de volver a la actividad en breve

LONDRES, Inglaterra (Especial para Turf Diario).- Los líderes de la hípica británica revisarán la próxima semana los planes para que las carreras se reanuden a la luz de las restricciones del bloqueo del gobierno introducidas en marzo último.

Las competencias se detuvieron el 18 de marzo cuando el Directorio de la British Horseracing Authority (BHA), previa consulta con los mandamases de la industria, decidió una suspensión hasta finales de abril.

El Gobierno indicó este lunes que no habría un levantamiento inminente de las medidas de confinamiento puestas en marcha a partir del 23 de marzo. Las restricciones actuales incluyen la prohibición de las reuniones públicas de más de dos personas.

El Grupo de la Industria Hípica COVID-19 estableció una reanudación del Grupo de Carreras que ha estado trabajando con jinetes, hipódromos y otros en un plan para retomar las pruebas a puertas cerradas tan pronto como sea posible.

El enfoque de la reanudación del Grupo de Carreras se centra en establecer criterios y protocolos claros y objetivos para ayudar a la industria a determinar cómo, dónde y en qué condiciones una vuelta de la acción puede ser aceptada por el gobierno. 

El equipo continúa centrándose en un marco que permitirá que las carreras estén listas para reanudarse diariamente de forma escalonada y controlada lo antes posible. 

La fase inicial de ese plan garantizará que existan oportunidades para que los caballos corran en condiciones estrictamente controladas en lugares que cumplan con los criterios que se establecen, y no hasta que lo aprueben el Directorio de la BHA y el gobierno.

Richard Wayman, Director de Operaciones de la BHA, dijo: “El primer deber de todos actualmente es con la salud y la seguridad del público, como el gobierno ha dejado bien claro. Esa será, por lejos, la consideración más importante para reanudar las carreras. Pero seguimos manteniéndolos plenamente informados del considerable impacto económico del cierre de hipódromos y empresas dentro del mundo hípico, y de nuestra responsabilidad por la prosperidad a largo plazo y la sostenibilidad del deporte.

“Hemos seguido las directrices del gobierno a lo largo de esta crisis. Cuando dijeron que todavía era seguro continuar las reuniones masivas, continuamos. Cuando dijeron que los servicios de emergencia ya no podían ayudar en las reuniones masivas, nos detuvimos. Ahora parece claro que, como tantas otras áreas de ocio y actividad empresarial, el deporte necesitará el apoyo y la aprobación del gobierno para reanudarse, incluso si se hace  a puertas cerradas.

“El trabajo que se ha hecho para desarrollar un plan de reanudación es excelente y ha demostrado que las carreras estarían listas para reanudarse cuando eso sea posible. Estamos en contacto con el gobierno como parte de nuestro desarrollo de un plan responsable y coordinado para el retorno del deporte cuando se nos diga que es seguro hacerlo”.

Traducción Gabriela Alonso