Le Vent Se Leve, que ingresó al servicio esta temporada, recibió 223 madres, dentro de una estadística donde los caballos nacionales dominan por sobre los extranjeros

Cuando se habla de la cantidad de yeguas que cubren los padrillos en el mundo, suele hacerse hincapié en los Estados Unidos o Europa, donde muchos de los caballos más importantes reciben libros importantes en cantidad y en calidad. Pero, ¿qué pasa en Japón en la materia?

Pues bien, al analizarse en detalle esos mismos números se llega a la conclusión de que allí también la idea es parecida, con un apoyo enorme para los caballos de primera producción y, mayormente, confianza en los reproductores locales por encima de los importados, aún cuando estos últimos tengan una calidad que en cualquier otro país del mundo los llevaría a la cima.

En 2021 tres de los 4 padrillos que mayor cantidad de vientres recibieron fueron de primera generación en el país del Sol Naciente. Al tope de esa estadística quedó Le Vent Se Leve, con 223, apenas por delante del ya consagrado Epiphaneia (218), siendo ambos hijos de Symboli Kris S, un dato llamativo pues cualquiera podría haber pensado que entre los más buscados estarían las crías del fenomenal Deep Impact.

Le Vent Se Leve fue el mejor 2 años allí sobre arena de su generación, y ya como adulto ganó la Chjampions Cup (G1) y la Japan Cup Dirt, antes de llegar al haras luego de sufrir diversas lesiones para cubrir en el Shadai Stallion Stattion.

Gold Dream (Gold Allure) y Saturnalia (Lord Kanaloa), ambos también estrenándose en la cabaña, quedaron tercero y cuarto, respectivamente, con 212 y 205, por delante de Kizuna, el primer Deep Impact que aparece en la lista y que ahora recibió 192 yeguas cuando en 2020 había sido el líder de la estadística, con 242.

Recién en sexto y séptimo lugar aparecen los dos primeros ejemplares extranjeros. Se trata de American Patriot (War Front) y de Bricks and Mortar (Giant’s Causeay), que recibieron 186 y 180 «novias», respectivamente, con un salto grande para el primero con respecto al calendario anterior, cuando se le presentaron 86.

Moanin (Henny Hughes, 178), Mr Melody (Scat Dadd, 174), Real Steel (Deep Impact, 173) y el campeón sprinter estadoundiense Drefong (Gio Ponti, 172) son los que siguen en el listado, por delante de Hokko Tarumae (King Kamehameha, 172), Rey de Oro (King Kamehameha, 170), Mozu Ascot (Frankel, 167) y Thunder Snow (Helmet, 160).

Más abajo lucen otros nombres ya bastante más familiares como los de Orfevre (Stay Gold, 157) o Lord Kanaloa (King Kamehameha, 155), y los estadounidenses California Chrome (Lucky Pulpit, 154) y Nadal (Blame, 150) o el campeón Maurice (Screen Hero, 146).

El servicio de Le Vent Se Leve se cotizó durante 2021 en 1,5 millones de yenes, unos 13.527 dólares, y, como referencia, puede aportarse que el salto de Bricks and Mortar estuvo valuado en 6 millones de yenes, poco más de 54.000 dólares.

Todos estos números deben ser apoyados sí o sí por las estadísticas generales en Japón y que pueden ser encontradas en el Blue Book de la Federación Internacional de Autoridades Hípicas. Hoy, es el cuarto país con mayor número de nacimientos (fueron 7475 en 2020) y el tercero con mayor número de caballos que corrieron y de carreras realizadas.

En Japón existen (esto según los datos de Japan Racing) 788 haras, con 671 localizados en Hokkaido y en 2020 fueron 263 los padrillos que prestaron servicio (197 nacidos allí y 66 extranjeros), con 10.226 yeguas madre…