El crack fue elegido como Caballo del Año en una entrega de los Eclipse Award con toque sudamericano

HALLANDALEBEACH, Florida (Especial para Turf Diario).- La Triple Corona ganada por Justify pesó más y el potrillo se quedó con la carrera por el título de Caballo del Año de 2018 en los Estados Unidos, batiendo holgadamente en la votación a Accelerate (Lookin At Lucky) al cabo de la 45ta. edición de los Eclipse Awards, durante la noche del jueves, en Gulfstream Park.

El hijo de Scat Daddy, invicto en las pistas y ya padrillo en Ashford Stud, cosechó también el galardón como Campeón 3 Años Macho, redondeando una velada fantástica y coronando un paso por las pistas tan efímero como maravilloso.

Accelerate encontró premio consuelo al ser considerado como lógico Campeón Caballo Adulto en Arena, en una ceremonia que tuvo un importante toque sudamericano, pues Game Winner, hijo del enorme crack argentino Candy Ride, fue escogido como Campeón 2 Años Macho, y Unique Bella (Tapit), propiedad del Stud Haras Don Alberto, de la familia Heller-Solari, fue distinguida como Campeón Yegua Adulta en la Arena, en lo que fue su segundo Eclipse Award, tras llevarse hace doce meses el correpondiente a Campeón Yegua Velocista.

Para Candy Ride, Game Winner es su segundo hijo que se consagra como el lídere generacional a los dos años, repitiendo el lauro que logró en 2013 Shared Belief.

La mayor incógnita rodeaba a la premiación por Caballo del Año, pues las categorías de mayor peso resultaban bastante claras. Así, a nadie asombró que la talentosa Monomoy Girl (Tapizar) fuera elegida como Campeón 3 Años Hembra o que Jaywalk (Cross Traffic) festejara como Campeón 2 Años Hembra.

Entre los velocistas, Roy H. (More Than Ready) fue el número uno de la temporada en la arena, mientras que Stormy Liberal (Stormy Atlantic) se llevó el galardón reservado al Campeón Caballo en el Césped. El detalle: ambos son preparados por Peter Miller en California y pertenecen al Rockingham Ranch. La irlandesa Sistercharlie (Myboycharlie) fue consagrada como Campeón Yegua en el Césped, y Shamrock Rose (First Dude) fue Campeón Sprinter entre las yeguas.

Es de destacar el peso gigante de la Breeders’ Cup al cabo de la elección de los mejores de 2018 en los Estados Unidos, como que, salvo Justify, todos los demás ganadores fueron figura en la última versión de la exitosa serie, cuando se disputó bajo las torres gemelas de Churchill Downs.

Después de sendas soberbias campañas, Chad Brown fue considerado el mejor preparador, mientras que el puertorriqueño Irad Ortíz Jr. fue elegido el mejor jockey, sucediendo en el trono a su hermano José, que levantó la misma estatuilla hace doce meses. El título de mejor aprendiz quedó finalmente para Weston Hamilton.

El haber criado al crack Justify en su Glenwood Farm le valió a John Gunther el reconocimiento en ese rubro, sin olvidar que fue también el hombre que vio crecer a Without Parole (Frankel), Sharp Samurai (Freud), etc.. En tanto, el Hronis Racing (los colores de Accelerate) lucieron como propietario.