El mejor 2 años buscará el desquite ante el potrillo que le cortó la serie de triunfos en el Clásico Miguel Cané (G2); Natan, entre medio de ambos en las Estrellas, no les hará las cosas sencillas

Llegó el momento de la verdad, la hora señalada, el tiempo de que un resultado separe la historia de un buen recuerdo. Se corre este sábado en el Hipódromo Argentino de Palermo una nueva versión del Gran Premio Polla de Potrillos (G1), la carrera que todos quieren ganar, la que marca el inicio de la Triple Corona Nacional, para muchos, la más difícil de todas.

En la milla de arena de Palermo se va a correr todo el tiro, fuerte al principio y fuerte en el final; no hay otra fórmula para terminar adelante, no hay otra manera de garantizarse un lugar en los libros ni de empezar a soñar con unir los tres eslabones de la serie que ningún otro producto logró conseguir desde que en 1996 el recordado Refinado Tom, Roberto Bullrich y Jorge Valdivieso lo hicieran posible.

Se viene una Polla formidable e imperdible, con el atractivo máximo de un nuevo enfrentamiento entre Subsanador (Fortify) (foto) y Niño Guapo (Catcher In the Rye), el mejor 3 años de la temporada y el que fue capaz de arrebatarle el liderazgo generacional cuando lo venció hace 36 días en el Clásico Miguel Cané.

Antes, había sido el defensor del Stud Facundito el que había estado delante del crédito del Stud Garabo, tanto cuando se quedó con el Gran Premio Montevideo (G1) como cuando se aseguró el Premio Pellegrini como número uno del primer semestre al imponerse en el Gran Premio Estrellas Juvenile (G1).

Será sumamente entretenido volver a verlos enfrentarse. Con Niño Guapo ya encontraron la manera de hacerlo rendir mejor en la milla, corriendo más cerca, y con Subsanador, seguramente, ahora no le darán tantas libertades a su verdugo en el Cané.

Claro que no estarán solos en los partidores del Gran Premio Polla de Potrillos, que tendrá otras figuras, tal el caso de Natan, que fue preparado especialmente para la ocasión y aspira a desquitarse de Subsanador, al que escoltó la tarde de las Carreras de las Estrellas, llegando 3 cuerpos por delante de Niño Guapo. El zaino de Las Monjitas ya había mostrado las uñas en el césped de San Isidro, secundando a Star Galan (Galán de Cine) en el Gran Criterium (G1), una carrera que pudo no habérsele escapado.

La nómina de aspirantes fuertes también tiene a Sea Wolf (Fortify), que se subió al tren del proceso selectivo consiguiendo hace poco más de dos meses una inapelable victoria en el Clásico Manuel J. Güiraldes (G3), cuando superó por 2 cuerpos a Es de Temer (Il Campione), llegando desde las condicionales.

Y tampoco puede pasarse por alto la actuación del siempre bien considerado El Musical (Il Campione), que estuvo por delante de Subsanador cuando ambos cayeron debutando ante el ahora ausente Lawson (Le Blues), para luego salir de perdedor por varios cuerpos en el Clásico Crespo (G3). Tras dos labores flojas en el plano de los G1, retomó potencia con una sólida conquista en lo condicional y va por más.

Un escalón más abajo aparecen Escape Hatch (Il Campione), de regreso al terreno donde logró su única victoria tras cerrar la marcha en las 2000 Guineas, y Justo Amigo (Zensational), con los perdeedores Full Amoroso (Full Mast) y Richard Kimbhal (Emperor Richard) intentando la hazaña.

El Gran Premio Polla de Potrillos 2022 punta excepcional, como para coronar una pierna de grupos uno de alto vuelo, dentro de un sábado porteño que aguardará seguramente con tribunas repletas y sueños gigantes.