El hijo de Pure Prize volvió renovado después de larga pausa y en la corta y lleva dos victorias al hilo tras vencer en el Handicap Utópico, en Palermo

Impresionante la gestión de Guanahani este lunes en el Handicap Utópico (1000 m, arena), la carrera central en el Hipódromo Argentino de Palermo. Tras el corte por la pandemia fueron varios los ejemplares que volvieron renovados, en un nivel muy superior al que tenían antes del corte, y el caso del hijo de Pure Prize y Guibolle (Matty G.) es un ejemplo.

Cambio de manos y de entrenador mediante, reprisó a mediados de septiembre recortado al kilómetro después de haber disputado sus 21 actuaciones previas entre los 1200 y los 1600 metros, y parece que la decisión le cayó de perillas. Se llevó una condicional en esa ocasión y ahora, volviendo al plano mejor rentado, se despachó con un floreo por plata como gran favorito y con 57 kilos en su silla.

Con Emiliano Retamozo en sus riendas, Guanahani tomó el comando del grupo abierto ni bien se abrieron los partidores y sólo se preocupó por sacar ventajas, esas que en el disco fueron de 11 cuerpos sobre el outsider Indy Award (Indygo Shiner, 55), que prometiendo un sport de $ 109,90 terminó segundo con un largo de ventaja sobre Dado Coqueto (Dado Vuelta, 56).

A cargo de Marcos E. Lombardo y para la caballeriza La Madrugada, de Azul, Guanahani estaleció una marca de 59s21/100, evidencia del estado bravo que mostró la pista del centro durante toda la jornada. La falta de lluvias se siente a esta altura de la temporada.