El potrillo no corría desde septiembre y, pese a algunas cositas, se impuso con solvencia; la potranca bajó a la CA y volvió a vencer

Los lunes de Palermo hace tiempo se transformaron en los miércoles de San Isidro, con categorías alternativas al por mayor, pases sin mayor relevancia, pero una fórmula de buen rinde: premios bajos y con buena recaudación. Otra vez volvió a funcionar, pues al cabo de las 14 competencias que se resolvieron las apuestas estuvieron en el orden de los 213.995.851 pesos, con un promedio de 15.285.418, con aproximadamente un 13 por ciento del total llegando por la vía del commingle.

Justamente en el plano de la CA se resolvieron sendos turnos para 3 años ganadores de 1 competencia, los machos midiéndose en el Premio Piedra Preciosa y las hembras saliendo a la cancha luego en el Premio Elcisa, siempre con el kilómetro de recta como escenario.

En el primer caso, Cosita de Lobos (foto) respondió a su amplio favoritismo sorteando una larga inactividad oficial, consiguiendo mantener su invicto con firmeza tras aquél debut ideal a principios de septiembre de 2023, en la misma categoría.

Preparado por Hugo Alliano y confiado a la mano segura de Brian Enrique, el crédito del Stud Sidney 2000 vino siempre en la delantera, largando del 1 y cruzando casi toda la cancha, mostrando dificultades para cambiar de mano. Así y todo, de los 150 metros al disco se afirmó y terminó doblegando por 3 cuerpos a Lord Faith (Cosmic Trigger) tras 56s26/100.

Criado por el Haras Don Florentino y parte de la primera y reducida producción del campeón Touareg (Easing Along), Cosita de Lobos tiene por madre a la importada Miss Lola (Bernstein) y a poco solucione esos temitas que no lo dejan rendir a pleno, dará seguramente todavía más.

Entre las chicas, en tanto, todo resultó bastante más peleado, pues La Prize (Señor Candy e Instant Prize, por Painter) derrochó guapeza para quedarse con el Premio Elcisa, repitiendo su anterior conquista y en su primera muestra dentro del plano condicional.

Confiada a Cristian Velázquez, la pupila de Miguel Velazco (además su criador) corrió siempre al son de la banda y por los 300 metros pareció que ganaría con facilidad, pero luego tomó una acción bastante fea y arriba terminó derrotando por 3/4 de cuerpo y cabeza a Siempreestás (Lenovo) y Codorniz Key (Key Deputy), tras 57s26/100, tiempo exactamente 1 segundo más lento respecto del que empleó Cosita de Lobos entre los machos un rato antes.