El jockey se quedó con 3 de las 6 oficiales que se corrieron en el Independencia de Rosario, incluso las dos carreras más importantes: Señor Encantado ganó el Jockey Club en Tucumán y Candy Beast fue figura en Villa María

El jockey Cristian Roch vivió una tarde inolvidable este domingo en el Hipódromo Independencia de Rosario y se llevó 3 de las 6 carreras oficiales que se resolvieron, incluído el Clásico Carlos Pellegrini (2200 m, arena) y el Handicap Rosario Ciudad del Deporte (1100 m, arena), en las riendas de Abenaki (Angiolo y Brannyika, por Incurable Optimist, Haras El Paraíso) y de Zenzational Roque (Zensational y Beauty Rockers, por Not for Sale, Ricardo R. Ciccarelli), respectivamente, completando su cosecha con Nujin Kiin Ha (Most Improved y Gilded Queen, por King’s Best, Edgardo R. Barreca), que a sus 7 años salió de perdedor en los 1100 metros del Premio Rodrigo Lugrín.

Abenaki prevaleció de punta a punta, cruzando la meta con 3 cuerpos de ventaja sobre el favorito Grizi (Equal Stripes), que venía de dejarlo tercero en el Clásico Ciudad de Rosario, y que intentó darle pelea en la recta final, aunque sin mayor suerte. A 5 largos más, Kissinthesun (Lizard Island) completó la trifecta, todo en un tiempo de 2m18s24/100.

Preparado por Daniel Lazzariny del Stud Go Black, para Abenaki fue el sexto y más importante triunfo de su dilatada pero generosa trayectoria, al cabo de la que había obtenido numerosos arrimes en el plano superior.

Con Zenzational Roque (59 1/2 kg.), en tanto utilizó la misma táctica, obteniendo la mejor respuesta del gran favorito y topweight, que terminó derrotando por 3 cuerpos a El Asturiante (Il Campione) en buenos 1m5s16/100. María Inés Cartabia presentó al tordillo del Stud Las Acacias,  que a principios de junio último se había llevado en Palermo el Handicap Juan Alberto Maciel.

El fin de semana tenía otra prueba oficial tierra adentro con el Clásico Estrellas Entrerrianas (1200 m, arena), en el Hipódromo de Gualeguay, pero la reunión fue anulada ante la situación sanitaria detectada por el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA).

Donde sí se corrió, aunque en el plano extraoficial, fue en Tucumán y en Villa María. En la primera de esas pistas el potrillo Señor Encantado (Señor Candy y M’Encanta, por Equal Stripes, Haras de la Pomme) se llevó el Clásico Jockey Club (1600 m). En tanto, en el circo cordobés el Premio Angel Benito Campora (1200 m) fue la mejor competencia y tuvo como vencedor a Candy Beast (In the Dark y Candy Zensational, por Zensational, Haras Ojos Claros).