Domingo entretenido en Montevideo, con Sub Princess como máxima candidata; además, dos handicaps especiales

MONTEVIDEO, Uruguay (Especial para Turf Diario).- Hablar de Romántico de este lado del Río es referirse a, para muchos, el caballo más grande de todos los tiempos. Hubo un Invasor (Candy Stripes), es cierto, pero nada hubiera sido lo mismo sin el hijo de Caboclo que no sólo se alzó con la Triple Corona local, sino que tuvo la enorme categoría como para cruzar el charco para ganar el Carlos Pellegrini en 1938.

“El Petizo sin par”, tal como se conocía al crack del Stud El Refugio, tendrá su homenaje este domingo en el Hipódromo Nacional de Maroñas con el clásico que lleva su nombre. De carácter listado y para todo caballo sobre 1100 metros en la arena, será parte central de una fecha que también incluirá los handicaps especiales Boina Roja (1400 m, arena) y Panamá (2000 m, césped).

La ocasión luce como para que la rendidora Sub Princess (Subordination) de otro paso firme en la categoría. Ganó en 3 de sus últimas 4 salidas, serie que incluyó los clásicos Juan Mautone de Cousiño (G3), Pedro Indart Denis y Reapertura del Hipódromo Nacional de Maroñas (G3). En esta última prueba postergó por 2 1/4 cuerpos a Dog Valiente (Teeth of the Dog), con el que ahora se volverá a cruzar.

Reciente vencedora en el Handicap Especial Stud Progreso, Soapy Sky (Soapy Danger) se erige como otra rival de peligro para la candidata, al igual que Gaucho (Put It Back), embarcado en un momento de crecimiento pleno y en su primer paso jerárquico.

En el Boina Roja la referencia máxima es la brasileña Wild Vip (Kodiak Kowboy), estrenando colores con una interesante serie de arrimes en sus lomos, como el haber sido tercera en el Clásico Diana (G3).

Por otra parte, Mundanal le hará frente a pesadísimos 63 kilos en el Handicap Especial Panamá, después de quedar tercero en el Gran Premio Presidente de la República (G3) y cuarto en el Clásico Asamblea de la Florida (G3), ante los mejores del momento.