El hijo de Endorsement ratificó su gran momento superando por medio cuerpo al cotizado More Than Words

LIMA, Perú (Especial para Turf Diario).- El argentino Radagast (Endorsement) le ganó la atropellada al favorito More Than Words (USA-More Than Ready) entrando a la recta final y ahí se definió el Clásico Pedro García Miró (G3-1800 m, césped), prueba inicial de los cinco clásicos que formaron el Festival Hípico 2019.

Salió un poco antes el alazán que entrena Augusto Olivares y, amparado en los dos kilos y medio menos que cargaba en lomos –en comparación a More Than Words– y en que se ahorró camino por los palos, pudo empezar su arremetida para finalmente controlar al valiente hijo de Almudena, que cayó con honores.

La carrera la habían marcado, con paso firme, Nochero Bueno (ARG-Pure Prize) y Sr. Berlusconi (Timely Advice), que no se dieron tregua desde la partida. Ambos aplicando el libreto que mejor resultado les podría rendir pero, a la vez, alimentando un tren de carrera intenso, que les abriría el paso a los atropelladores.

Y en ese sentido, Renzo Rojas estuvo sumamente acertado con Radagast, pues supo colocarlo expectante en un quinto puesto, a los palos, siempre por delante de More Than Words, en una réplica de la fórmula que le había dado éxito hace tres semanas, cuando le ganó –al mismo caballo– por medio cuerpo en el Clásico Coronel Francisco Bolognesi (L-1800 m, césped).

Aquella vez, como hoy, More Than Words no tuvo esa chispa inicial. Martín Chuan se vio obligado a moverle las riendas intensamente al alazán del Jet Set para que pudiera despertar y meterse en carrera. Y en la curva, cuando empezó a pasar rivales, tampoco despegó fuerte y a tiempo. Segundos decisivos que terminaron pasándole factura.

Aunque esto no desmerece en nada la actuación de Radagast y su notorio ascenso, producto del gran trabajo de Augusto Olivares. Un potrillo al que llevaron con calma después de la cuádruple corona y que se fue afianzando en la grama para hoy ser doble ganador clásico en este escenario, mientras ilusiona a su gente con cosas mucho mayores.

Del resto, ya alejados, es bueno rescatar el tercer puesto de Top Scape (ARG-Cityscape), otro integrante de la actual generación de tres años, que se está consolidando y ya demostró que puede ser real protagonista en estos lotes. Superó casi en el final a su compañero Nochero Bueno, el puntero, que mantiene su gran nivel y es, sin duda, un termómetro importante para medir el progreso de las nuevas figuras del óvalo verde.

Néstor Obregón Rossi