En sociedad con el jockey Martín Chuan, el hijo de Southdale venció a Núremberg, con el argentino Matarani completando la trifecta

LIMA, Perú (Especial para Turf Diario).- Un año después de haber ganado el Clásico Bicentenario de la Independencia (G2-2.400m), Novillero (Southdale) y Martín Chuan volvieron a hacer historia. El binomio desplegó una larga atropellada por los palos en la recta final, para dar caza del puntero Núremberg (Southdale) a 100 metros de la meta y conquistar por segundo año consecutivo la tradicional carrera por las Fiestas Patrias.

El pupilo de Jorge Salas había marcado el paso desde la partida, con unos primeros 800 metros algo intensos (47s83/100), pero un tercer cuarto de milla en cómodos 26s93/100, oxigenándose.

Sin embargo, en la curva final Carlos Trujillo. su jinete, se preocupó más de terminar de neutralizar al argentino Matarani (, Endorsement), que venía por fuera y en ese afán se abrió de carril, dejando el sector de los palos libres.

Por allí entró fuerte Novillero (Southdale) con Martín Chuan y desarrolló una gran bajada, con la que pudo dar caza a su eterno rival para ganar por segundo año consecutivo esta carrera. Matarani, que les había ganado a ambos el mes pasado en el Clásico Jockey Club del Perú (G1), esta vez solo quedó tercero. 

Al cabo de un tiempo final de 2m33s84/100, Novillero llegó así a su sexta victoria sobre un total de 17 presentaciones, manteniendo, más allá de algún mal paso, un protagonismo central entre los caballos mayores en Monterrico, en batallas ya siempre atractivas con Núremberg y Matarani y sobre las que, seguramente, todavía queda bastante más por escribir.

Eliitas, hoy por el Fiestas Patrias

Aunque se esperaba verlo nuevamente intentar en la media distancia, en su tienda decidieron probar con el argentino Eliitas (Orpen) en la velocidad y lo inscribieron en el Clásico Fiestas Patrias (1200m), central del sábado en Monterrico. Sin embargo, la novedad no solo es esa alrededor del veloz pupilo del Jet Set, sino que también ahora tendrá nuevo conductor: Edwin Talaverano.  

El afamado jockey, recién llegado de Argentina, se subirá a la silla del castaño como una forma de ir probándose la casaquilla negra y amarilla, pues es probable que la estrella de la fusta también empiece a subirse al sillín de otras figuras de la internacional caballeriza.

https://www.youtube.com/watch?v=DRiXijMAa5k