Finalizó la promoción en los premios y todos estarán un 20 por ciento por debajo de lo que se distribuyó en enero y febrero; se mantienen los 20.000 pesos de bono del sexto al décimo clasificado

Termina el verano y el Hipódromo Argentino de Palermo mantendrá la escala de premios que se distribuyó a lo largo de enero y febrero, aunque quitará el bono que se venía pagando por lo que, en efecto, los caballos correrán allí por un 20 por ciento menos de lo que venían haciéndolo. Sí, en cambio, se sostendrá el pagó de 20.000 pesos a los ejemplares clasificados del sexto al décimo puesto.

Con las recaudaciones claramente en ascenso (más allá de las cuestiones inflacionarias siempre vigentes), la implementación del commingle, la ilusión de los diferentes sectores hípicos era que el Argentino mantuviera las cifras que abarcaron enero y febrero en las recompensas, pero las autoridades decidieron lo contrario.

Más allá de esos 20.000 pesos que son de oro para los ejemplares que no figura, ahora los premios de Palermo y San Isidro se emparejaron, por lo que, seguramente, ya no todos se inclinarán por competir en Avenida del Libertador y Dorrego, con lo que un mejor número de participantes podría traer un descenso en las recaudaciones. 

Bien cabe aclarar que los costos de mantención, transporte, comida y veterinaria aumentaron considerablemente de un tiempo a esta parte, haciendo que las pensiones vayan desde los 25.000 hasta los 85.000 pesos, dependiendo el entrenador y la pista donde se prepara.

Así las cosas, por ejemplo, un 2 años perdedor que compite sobre 1000 metros y cobraba 1.000.000 de pesos al vencer, ahora recibirá 800.000.