La hija de Lizard Island ganó el Clásico Venezuela (G2) y la zaina de La Esperanza con el Handicap Potrizaris

Queen Island, una hija de Lizard Island, se quedó con el Clásico Venezuela (G2-1000 m), prueba central del último viernes en el Hipódromo Argentino de Palermo. Fue por medio cuerpo sobre Crazy Party (Luhuk), como anticipo del triunfo que más tarde alcanzaría Fiesta Dorada (Jump Start) en el Handicap Potrizaris (1400 m), siempre en la arena.

La campaña de la reservada del Rubio B. es realmente admirable. Su único traspié, llegando sexta cerca, había sido en su actuación más cercana, participando en el Gran Premio Suipacha (G1) y ante los machos. Antes, en sus nueve presentaciones previas, nunca había llegado por fuera del primer o segundo lugar. Ahora, la nieta de Orientate regresó a la victoria, y demostró que está preparada para lo que viene

José Da Silva llevó siempre en el fuego de la carrera a Queen Liz, luchando allí con Cumbia Loca (Valid Stripes) y Crazy Party. Pero fue recién en los 100 metros finales cuando la favorita logró sacar medio cuerpo de ventaja, que sería clave para poder llevarse la victoria. El tiempo empleado por la ganadora fue de 58s30/100 y su dividendo de $ 1,95.

Así, Queen Liz llegó a la sexta victoria de su campaña, tercera de grupo, para una yegua de neto corte clásico. No hay dudas que de aquí a fin de año la esperan grandes objetivos. Tiene con qué afrontarlos

Fiesta Dorada sumó otra conquista

Luego de la central del día llegó un nuevo triunfo de Fiesta Dorada. La reservada del Haras La Esperanza se llevó el Handicap Potrizaris, logrando así la quinta victoria de su campaña.

Jorge Ricardo fue el jockey que llevó a la victoria a la yegua presentada por Humberto Paez pero que prepara Carlos D. Etchechoury, que empleó 1m22s29/100 para los 1400 m y abonó $ 1,80.

Adrián Domínguez

En colaboración con www.infoturf.com.ar

[embedyt] https://www.youtube.com/watch?v=eTmGysFfaoQ[/embedyt]

[embedyt] https://www.youtube.com/watch?v=jhk7QD69wek[/embedyt]