Con muchas bajas, las 3 pruebas centrales permanecieron en cartelera, destacando los clásicos Urbano de Iriondo (L) y Melgarejo (L)

Al igual que sucedió con Palermo, el Hipódromo de San Isidro logró armar sus dos programas con pocas carreras y pocos participantes, como reflejo del tema sanitario equino que por estos días ocupa las primeras planas, cortando mayormente los traslados a nivel nacional.

El domingo 3 de diciembre habrá 13 pruebas en el norte, destacándose los clásicos Urbano de Iriondo (L-1400 m, césped) y Melgarejo (L-1400 m, césped), el primero para todo caballo desde los 3 años y el restante para yeguas de 3 años y más edad, ambos a correrse en la diagonal.

Fueron sólo 4 los ratificados para el Clásico Urbano de Iriondo: Don Centauro (Long Island Sound), El Despertar (Il Campione), El Exito (Il Campione) y Elliptical (Il Campione) (foto), sobre los 8 inscriptos originalmente. En tanto, el Melgarejo, sufrió 4 bajas y terminó con 9 participantes: Nanabush (Il Campione), Doña Magma (Daddy Long Legs) y Elbow Room (Il Campione), Crhys Kissing (South Kissing),  Dama Amazona (Señor Candy), Brugge (Grand Reward), East of Eden (Il Campione), Elina Regia (Il Campione) y Wait Please (Il Campione).

Con 121 ratificados por total, la jornada comenzará a las 14 horas y finalizará alrededor de las 19:55, contándose 2 competencias anuladas.

El miércoles 6 de diciembre, en tanto, la mejor carrera en el Hipódromo de San Isidro será el Handicap Polemarch, que sobre 1200 metros enfrentará caballos desde los 5 años y que también fue afectado por los forfaits.

Eran 14 postulantes, pero la lista final cayó un 50 por ciento, dejando en 7 los animadores, con Yacaerán (Santillano) mereciendo el peso máximo de 61 1/2 kilos.

Briarwood (Incurable Optimist, 56), Libum (Interdetto, 53), Santos Davos (Sebi Halo, 57 1/2), Skaparate (Falling Sky, 54 1/2), Super Luismi (Super Saver, 53) y Wunder Boss (Holy Boss, 54 1/2) también darán el presente.

Para su última jornada del período, el norte tuvo 109 confirmados por total, organizando 11 pruebas y anulando otras 3. El programa arrancará alrededor de las 15 horas y tiene estipulado su horario de finalización alrededor de las 20.

Con el panorama respecto de la encefalomielitis equina creciendo, habrá que ver si más adelante la situación no hace que se complique aún más el armado de los programas.