El hijo de Señor Candy del Stud Las Monjitas pudo en el cierre con el brasileño One Thing, con The Goat en el tercer lugar

Un final espectacular deparó la versión 2024 del Clásico José B. Zubiaurre (1500 m) este sábado en el Hipódromo de San Isidro, con Llegó Bien haciéndole honor a su nombre quedándose con la victoria y doblegando no sin antes hacer un gran esfuerzo y por el pescuezo al brasileño One Thing (Verrazano).

Fue en los metros finales cuando el potrillo del Stud Las Monjitas pudo liberar el festejo, dentro de una carrera donde Yak Sport (Glory Seattle) se movió a la descubierta siempre marcado de cerca por Beatles (Sixties Song) sobre un terreno difícil, cansador.

Las modificaciones llegaron sólo en el derecho. El puntero resistió bastante y sólo desde los 250 metros empezó a flaquear, cuando el ganador y su escolta cobraron protagonismo por el centro para definir mano a mano y regalándole al público un cierre a plena emoción.

Después de 1m33s51/100, marca 1s20/100 más veloz respecto a la que empleó en el turno anterior la potranca Guiltless (Full Mast) para llevarse el Clásico Juan S. Boucau, Llegó Bien festejó, con Adrián Giannetti en sus riendas y la preparación de Carlos D. Etchechoury (representado por su hijo Juan Manuel).

A 4 cuerpos, The Goat (Fortify) fue tercero y será otro nombre a tener en cuenta a futuro, pues largó abierto y vino corriendo desprolijo, propio de su inexperiencia. Lo de Yak Sport, a la postre cuarto, fue también generoso, y para a Beatles será recomendable seguirlo de cerca.

Llegó Bien es un hijo del afirmado Señor Candy criado por el Haras San Lorenzo de Areco, la cabaña de Miguel Lagos Marmol que este domingo vivirá su liquidación final, después de varias décadas de aporte al turf nacional.

De hecho, en el catálogo aparecen la buena de Llegó La Estrella (Star Dabbler) -preñada por el campeón Luthier Blues (Le Blues)-, madre de Llegó Bien, y Barbra Candy (Señor Candy) y Astro de Areco (Equal Talent), los hermanos 2022 y 2023 del héroe del Zubiaurre.

Llegó Bien debutó de forma ideal y el Gran Premio Gran Criterium (G1) del mes próximo parece ser una parada obligada para su futuro.