Fue por la cabeza en el Clásico Propietarios (L), en un final donde el reclamo de Bomb Juliette, la tercera, pareció injustamente desestimado

El final del Clásico Propietarios (L-1000 m, césped), para productos y encargado de cerrar la doble de turnos por encima del nivel común del viernes en el Hipódromo de San Isidro, dejó mucha tela para cortar.

El marcador indicó que, en un áspero final, Fuego Valyrio (Santillano y Shy Filly, por Orpen, Marovi SA.) supéro por la cabeza a Señor Artista (Señor Candy), con la potranca Bomb Juliette (Hit It a Bomb) en el tercer lugar a 2 1/2 cuerpos.

Pero los golpes que se produjeron entre los tres de los 200 metros al disco fueron caldo para muchas discusiones sobre si el Comisariato había resuelto bien la situación por el reclamo interpuesto por Martín Valle, jinete de Bomb Juliette, en contra de Cristian Velázquez, que estuvo en las riendas del vencedor, y también contra Rodrigo Bascuñán, con Señor Artista.

A primera vista, en la cámara tradicional, parecería que las molestias se produjeron cuando ya todo estaba definido y, como marca el reglamento, debía ser desestimado. Sin embargo, con la cámara de frente, se observa con claridad que Bomb Juliette recibió varios golpes y no sólo los que provocaron la ostentosa levantada de Valle en el cierre.

Hilando fino, tranquilamente podría haber cabido un distanciamiento en favor de la potranca, pero, como es costumbre en nuestro país, los conceptos nunca quedan claros. Opinable…