El hijo de Into Mischief superó a Midnight Bourbon en el Louisiana Stakes (G3) de Fair Grounds y ahora mira de reojo la Saudi Cup del mes próximo en Riyadh

NEW ORLEANS, Louisiana (Especial para Turf Diario).- El esperado duelo entre Mandaloun y Midnight Bourbon en el Louisiana Stakes (G3-1700 m, arena, US$ 145.000 de bolsa) ofreció el espectáculo notable que se adivinaba desde la previa. En un mano a mano de pura calidad, fue finalmente Mandaloun el que pudo hacer pesar su enorme categoría para vencer a un rival que, como siempre, no se entregó hasta el mismo disco.

Toda la recta batallaron ganador y escolta, con el crédito de Juddmonte Farms Inc. llegando 3/4 de cuerpo antes que su enemigo, dándole más virtudes a su conquista al emplear la muy buena marca de 1m42s52/100 sobre pista normal. Ahora, en los enfrentamientos particulares, Mandaloun aventaja por 4 a 2 a Midnight Bourbon.

Inactivo desde que en julio había vencido en el TVG.com Haskell Stakes (G1), el hijo de Into Mischief se tomó revancha del vástago de Tiznow, que hace un año le ganaba en esta misma cancha cuando se midieron en el Lecomte Stakes (G3), resultado que aquél daría vuelta a las pocas semanas cuando se enfrentaron en el Risen Star Stakes (G2).

Para Mandaloun, que todavía espera por la resolución del Kentucky Derby (G1) de 2021, donde escoltó a Medina Spirit (Protonico), que luego daría positivo, ahora son grandes las posibilidades de que corra de visitante por primera vez en su campaña pues Brad Cox, su preparador, manifestó tras el Louisiana Stakes que la Saudi Cup (G1) del mes próximo en Riyadh, Arabia Saudita, podría marcar su próxima presentación, en una carrera que se está armand durísima y que tendría asegurada, como mínimo, una presencia sudamericana con Aero Trem (Shanghai Bobby), el héroe del último Longines Gran Premio Latinoamericano (G1).

La jornada del sábado en Fair Grounds tuvo en el Lecomte Stakes (G3-1700 m, arena, US$ 200.000) otro atractivo fuerte, ya hacia la Triple Corona. Sorprendiendo a

todos la copa fue para Call Me Midnight (Midnight Lute y Overseen, por First Defense), que en un cierre por demás ajustado postergó por cabeza y 3/4 de cuerpo a Epicenter (Not this Time) -nieto materno del crack argentino  Candy Ride- y a Pappacap (Gun Runner) tras 1m44s36/100, tiempo que fue casi 2 segundos más lento con relación al empleado por Mandaloun en el Louisiana Stakes un rato antes.