Este domingo en The Curragh encabezó el 1-2 de Coolmore y Aidan O’Brien en la Tattersalls Gold Cup (G1)

COUNTY KILDARE, Irlanda (Especial para Turf Diario).- A Magical le tocó la mala fortuna de ser contemporánea de la fantástica Enable, pero la yegua de Coolmore da la sensación de que no se conformará con vivir a la sombra de su vieja rival. Por un camino diferente, aunque también complicado, la hija de Galileo agiganta su leyenda, como sucedió este domingo en The Curragh donde, como hace doce meses, derrotó a los machos en la Tattersalls Gold Cup (G1-2000 m, césped) para llegar a la sexta victoria de G1 de su campaña para el marquito.

Sin dudas está entre los nombres históricos Magical, que sigue tomando impulso para cuando llegue la hora de volver a cruzarse con Enable, con la que cayó en las cinco oportunidades en que se enfrentaron. Hace algunas semanas se había quedado con el Pretty Polly Stakes (G1) de punta a punta, y ahora calcó aquella gestión ejerciendo un dominio absoluto sobre los rivales que le salieron al cruce, manejando el ritmo en las subidas y bajadas de la cancha y afirmándose en el derecho, donde desactivó cualquier atropellada.

Con Wayne Lordan en sus tiendas, encabezó el 1-2 de Ballydoylle y del entrenador Aidan O’Brien superando por 2 1/4 cuerpos a Sir Dragonet (Camelot), con Search for a Song (Galileo) robándose sobre la meta la tercera posición, aunque a otros 2 largos del escolta, todo tras 2m10s39/100 sobre pista mojada. 

Magical estuvo a punto de ser retirada de la competencia, pero ahora con resultados justifica la decisión de su equipo al mantenerla en el stud. Y, lo que es mejor, da la sensación de que la madurez le ha caído de perillas como para no sólo mantener su gran nivel, sino también con la expectativa de seguir creciendo.

Aidan O’Brien disfrutó del triunfo de la crack desde su casa, cumpliendo la sanción de dos semanas impuesta por la HRI al violar protocolos sanitarios, desde donde contó al Racing Post: “Es una gran yegua, no hay dudas. La única razón por la que todavía está con nosotros es por los grandes avances que mostró durante el invierno y que luego confirmó en el Pretty Polly y ahora aquí. Quizás ahora se acabaron los tiempos relativamente sencillos para ella y tenemos dos opciones por delante con el Juddmonte International Stakes (G1) o el Irish Champions Stakes (G1). Hay una posibilidad de que espere por esta última competencia, pero veremos”.

Magical tiene por madre a la fenomenal Halfway to Heaven (Pivotal), que fue Yegua Madre del Año , habiendo producido antes a la campeona Rhododendron y también al G3 Flying the Flag, siempre con Galileo como padre común. En las pistas, destiló calidad ganando los G1 Irish 1000 Guineas (G1), Sun Chariot Stakes (G1) y Nassau Stakes (G1). ¿Qué más se le puede pedir?