La hija de Violence pisó fuerte en San Isidro para batir por cómodos 4 cuerpos a la favorita Ola Ola City

Potranca con pinta de macanuda Grantland, notable ganadora del Clásico Juan S. Boucau (1500 m, césped), otra de las pruebas interesantes que adornaron la jornada de miércoles en el Hipódromo de San Isidro y que estuvo reservada, como es tradicional, para debutantes.

Afilada en La Plata por Horacio Torres para el Stud Santa Elena, la vistosa alazana cuatro patas blancas fue terminante de los 300 metros al disco, cuando Pablo Falero, su jockey, decidió que era tiempo de correr en serio, aunque sea por un ratito.

Poco pudo hacer Refinada Gloria (Equal Stripes) para sostener el duelo que venían ofreciendo desde la partida, y desde los 300 metros lo de Grantland fue muy superior. A Refinada Gloria, el esfuerzo le valió ceder también la posición de escolta, cuando la favorita Ola Ola City (Cityscape) la dejó tercera sobre el cierre por 3 1/2 cuerpos, aunque a 4 de la ganadora, que estableció un tiempo de 1m30s92/100.

En Gallant Miss (Giant’s Causeway), Grantland pertenece a la segunda generación local del padrillo Violence, y había mostrado las uñas en las mañanas del Bosque. A la hora de la verdad, pese a su desconocimiento absoluto del césped, mostró condiciones interesantes, como para pensar que será protagonista de los próximos pasos selectivos que se vienen en San Isidro, con la milla del Gran Premio de Potrancas (G1) como primer gran objetivo a la vista.