El hijo de Cityscape, del Stud Rey de Corazones, se impuso de punta a punta y por 9 cuerpos

AZUL.- La primera actuación de Energetics a las órdenes del entrenador Maurio Muñiz no podría haber sido más espectacular, con el caballo del Stud Rey de Corazones ganando de forma espectacular el Clásico Festival Cervantino (1600 m, arena, $500.000 al ganador), la mejor carrera de la jornada del sábado último en el Hipódromo de Azul y que fue parte de un fin de semana impresionante tierra adentro.

El hijo de Cityscape y Enfeite (Roy) que crió el Haras La Providencia no tuvo ni para empezar con los rivales que le salieron al cruce, tomando el comando del grupo a poco se abrieron las gateras para establecer amplias diferencias bien temprano y acentuarlas en la recta final, cuando podía esperarse que sintiera el esfuerzo.

Lejos de suceder, el zaino siguió escarbando firme y llegó a la línea de sentencia con 9 terminantes largos de ventaja sobre Mapuche Rye (Catcher In the Rye), con Leandro J. Paiz, su jockey, mirando hacia atrás en reiteradas oportunidades. A otros 2 largos, Zapping (Asiatic Boy) quedó tercero, 1 por delante del favorito Le Bearnes (Le Blues), todo tras 1m37s26/100.

La carrera sufrió 4 bajas de último momento, pues hubo una partida en falso al no abrirse el segundo cuerpo de gateras. Paradójicamente, uno de los que más tardó en detenerse fue el ganador, que aquí sumó su quinto festejo, primero para sus colores actuales.

La fecha en el Hipódromo de Azul incluyó por total media docena de cotejos oficiales, y la otra figura de renombre fue el jockey Jorge Peralta, que confirmó su liderazgo aquí con un lucido doblete en ese plano, pues guió al éxito a Cubano Perfecto (Perfectperformance y Tweedy, por Roy, Haras Santa Inés) y también a Splendid One (Cafrune y Gallant One, por Seeker’s Reward, Haras Don Teo). Alternando los máximos con “su casa”, Peralta suma y sigue.