La OSAF, la yegua Blues for Sale, los entrenadores Domingo Pascial, Juan Udaondo y José Luis Palacioes, y el domador Roberto Vaccaro fueron destinatarios de los premios

La noche de la 44ta. entrega de las Distinciones Carlos Pellegrini incluyó varios momentos de emoción, pero aquellos en los que se entregaron las menciones especiales y los premios a la trayectoria fueron de los más sensibles. Con una sonrisa fueron saludadas las elecciones del Jockey Club Argentino, homenajeando a personas, entidades y ejemplares que hicieron y hacen mucho por engrandecer nuestra hípica.

Los merecedores de las distinciones especiales fueron la Organización Sudamericana de Fomento del SPC (OSAF), la yegua madre Blues for Sale (Not for Sale) -que produjo a la campeonas Blue Prize (Pure Prize) y Blue Stripe (Equal Stripes), y el entrañable preparador Domingo Pascual, fallecido hace unas pocas semanas.

Horacio Espósito, Vice Presidente de la Federación Internacional de Autoridades Hípicas, fue el encargado de recibir el plato por OSAF, entidad cuyo Vice Presidente es Juan Villar Urquiza, al mando del Jockey Club Argentino, mientras que Ignacio Pavlovsky (h.) subió al escenario cuando se distinguió a Blues for Sale, actualmente en el Haras Pozo de Luna.

“Los merecedores de las distinciones especiales fueron la Organización Sudamericana de Fomento del SPC (OSAF), la yegua madre Blues for Sale (Not for Sale) -que produjo a la campeonas Blue Prize (Pure Prize) y Blue Stripe (Equal Stripes), y el entrañable preparador Domingo Pascual, fallecido hace unas pocas semanas”

En el tributo al querido “Cacho”, sus hijos fueron protagonistas de un momento al que le sobró emoción, acompañados por Miguel Abregú.

Por otra parte, los premios a la trayectoria recayeron en los preparadores Juan Bautista Udaondo y José Luis Palacios, y en el domador Roberto Vaccaro, “El Indio”, con varias décadas desarrollando un verdadero arte.

El Flaco, recuperándose de un problema en su brazo izquierdo que lo hizo dejar momentáneamente la profesión, casi que prometió estar de regreso pronto, mientras que cuando le tocó el momento de recibir el reconocimiento a José Luis Palacios, no quedó uno de los presentes sin ofrendarle un enorme aplauso. Roberto Vaccaro, por su parte, también vivió el momento junto a su familia y recibió la plaqueta de manos de Mariano Cowen, el actual Administrador del Hipódromo de La Plata.

Sin dudas se vivieron momentos sentidos y reconocimientos por demás merecidos.