Salvo por triunfos de G1, el brasileño terminó arriba en todos los parámetros a disposición; otro gran año de William Pereyra

Entre los jockeys, el rubro estadístico en 2021 tuvo un protagonista excluyente en el brasileño Francisco Leandro, que dominó en prácticamente todos los parámetros en que puedan canalizarse los listados que lleva adelante el Stud Book Argentino.

Aún habiendo sufrido dos períodos de ausencia por sendos accidentes, lo de Leandrinho fue formidable, encabezando los rankings en el plano general y también en cada uno de los tres hipódromos principales, en ambos casos, por segundo año consecutivo. También fue el que más cantidad de carreras ganó, el que más clásicos se llevó y el que quedó adelante cuando se separa por distancia.

Con 1815 pruebas disputadas sumó ganancias por 201.054.324 pesos, casi un 25 por ciento más que William Pereyra, su escolta con 160.076.022 y que, curiosamente, estuvo la misma cantidad de veces en los partidores. Por triunfos, el brasileño quedó arriba con 399 contra 325, ubicándose luego Brian Enrique (226), Eduardo Ortega Pavón (211) y con Juan Cruz Villagra (160) completando los 5 primeros puestos.

Francisco Leandro se subió a 991 caballos diferentes y cruzó adelante al menos una vez con 333 de ellos, alcanzando nada menos que 40 victorias clásicas en 2021, 3 más de las que logró William Pereyra. En el marco de los G1, fue este último el que quebró el dominio absoluto del brasileño, con 8 conquistas, 2 más con respecto a las que totalizaron los cordobeses Rodrigo Blanco y Juan Carlos Noriega y 3 por encima del líder.

Fue Francisco Leandro el que encabezó las estadísticas en cada hipódromo de los grandes, por distancia, en el césped y en la arena y en la cancha pesada, mientras que cuando se analizan los resultados oficiales en las pistas del interior fue Jorge Peralta el que mayor cantidad de victorias logro, 15, todas en Azul.

Como queda claro (y puede reconfirmarse en las listas publicadas en las páginas siguientes), entre los jockeys hubo una figura excluyente en Francisco Leandro, aunque también la ratificación de William Pereyra como un valor que tranquilamente en cualquier momento puede terminar arriba.