El notable caballo de Abolengo ya produjo 17 ganadores de máxima escala en el país, y 18 por total

Decir que Equal Stripes es uno de los grandes padrillos argentinos de todos los tiempos no será incurrir en ninguna falta a la verdad. El caballo que se inició como “lance” y que con el paso del tiempo se consagró como campeón, sigue escribiendo páginas de lujo a su historia maravillosa. La más fresca la aportó Tetaze, que el último sábado en el Hipódromo de San Isidro inscribió su nombre como el ganador de la 36ta. edición del Longines Gran Premio Latinoamericano.

Quizás muchos no lo recuerden, pero cuando el zaino encaró su campaña en la reproducción fue bajo un esquema de servicios a cambio de propiedad. ¿Cómo? Fácil: aquellos criadores que lo apoyaran con 5 yeguas por temporada durante 3 años consecutivos se garantizaban una acción del prometedor prospecto, que comenzó trabajando en el Haras El Turf, aunque con Abolengo como socio mayoritario junto con Estancia La Josefina, o el Stud Parapokos, lo que es hablar de lo mismo. Usasti, Los Prados, Don Yayo, fueron varios los que leyeron el proyecto de antemano, cobrando dividendos fuertes ante la generos