El reproductor del Haras Abolengo ya tiene 21 crías vencedoras en la máxima escala en el país, 5 en la actual temporada

Desde que la hípica volvió al ruedo tras el corte por la pandemia, la cosecha de Equal Stripes (Candy Stripes) en materia de grupos uno ha sido sencillamente fenomenal, ratificando su posición como el máximo referente del momento en la cría local. 

Ya había “cerrado” la primera parte del año con su hijo Tetaze (Equal Stripes) quedándose con el Longines Gran Premio Latinoamericano (G1), pero lo que vino después fue de una superioridad superlativa. El día de las Estrellas dio doblete con Infartame saliendo de perdedora en el Juvenile Fillies (G1) y la ya exportada Cita di Río venciendo en el Distaff (G1).  A las pocas semanas Marignac volvió a ponerlo en la cima imponiéndose en el Gran Premio Jockey Club (G1) y el último sábado Great Escape, otra de sus crías, le concedió un tercer festejo en el Gran Premio Nacional (G1), que el reproductor ya había ganado con Cooptado en 2013 y con For the Top en 2018.

Equal Stripes es el rey de los G1 de la actualidad, y a las cifras habrá que remitirse para confirmar rápidamente ese título. Sólo haciendo referencia a la actuación de su producción en la Argentina, 21 de sus vástagos lograron vencer en el máximo nivel. A los mencionados anteriormente se suman: Nicholas, Blues Traveler, Gamuza Fina, Schoolmistress, Care Lady, Keane, Foggy Stripes, Balompié, Paulinho, Gran Enzo, Equal Miller, Coordenada, Positive Mind y Shyster.

De sus 61 hijos ganadores clásicos, más del 30 por ciento se lucieron en el marco de los G1 y si se quiere reforzar esta data realmente impresionante, bien vale la comparación con otros grandes referentes entre los padrillos de los últimos años aquí. Por ejemplo, Orpen (Lure) suma 16, Easing Along (Storm Cat) y Pure Prize (Storm Cat) 14, Roman Ruler (Fusaichi Pegasus) 12, Catcher In the Rye (Danehill) 11 y, el más nuevo, Fortify (Distorted Humor), va por 6, aunque con apenas su tercera camada empezando a competir.

Con el triunfo de Great Escape, Equal Stripes iguala la línea de Mutakddim (Seeking the Gold), el sensacional caballo de La Quebrada y que aquí también produjo 21 ganadores de G1, y queda a uno de Roy (Fappiano), con Lode algo más arriba habiendo producido 27 titulares de máxima escala, todos a una hectárea de Southern Halo que en su fantástica producción dejó increíbles 56.

Con 21 años, y base en el Haras Abolengo, Equal Stripes tiene un 73,1 por ciento de crías ganadores sobre cías que corrieron (475/650) y es hoy la fuente de stamina más potente de todas. De sus 21 crías ganadoras de G1 5 lo lograron en 2400 o 2500 metros, 9 en 2000 metros y 7 en la milla. 

Si bien también vio lucimiento en distancias menores, claramente su fuerte esta de los 1600 metros para arriba, donde se cuentan las carreras más importantes del calendario nacional. Y, habrá que decirlo, a los datos mencionados deben sumarse los nombres de Bambina Stripes, que en Sudáfrica se alzó con el South African Fillies Classic (G1).

Hay una paradoja: en su campaña de pistas, Equal Stripes no pudo ganar un G1. Claramente, con su producción, saldó la deuda.