El potrillo del Stud Garabo está un paso adelante en el Clásico Telescópico (1200 m, arena), la mejor prueba del miércoles

En el típico miércoles del Hipódromo de San Isidro, el Clásico Telescópico ocupará el lugar central. En recuerdo del último cuádruplecoronado del turf nacional, la cuestión será sobre 1200 metros en la arena y entre caballos de 3 años y más edad, bajo régimen de handicap.

La juventud y todo lo bueno que mostró hasta ahora empujan a Es Confiable, que tratará de responder también a su nombre portando 55 kilos. Por Cosmic Trigger y al cuidado de Roberto Pellegatta, viene de imponerse por 5 cuerpos en el Clásico Remigio González Moreno y aquí enfrenta su primer cruce ante los ejemplares mayores.

En su camino se cruza un entonado Sin Temor (Suggestive Boy, 58), invicto con la chaquetilla del Stud Inclusión luego de llevarse una condicional y el Handicap Rubén Emilio Laitán, derrotando con claridad al parejo Brad Check (Safety Check).

Tanto Es Confiable cuanto Sin Temor suelen venir adelante o en sus cercanías, misma táctica que usuamente emplea Elveda (Manipulator, 58), la única yegua del grupo y que tiene en sus planes levantar el nivel después de 2 actuaciones en las que no marcó, tras llevarse en fila el Handicap Fitzcarraldo y el Clásico Ocurrencia (G3).

Si hay pelea adelante, puede rendir dividendos la reconocida atropellada de Candy Cure (Señor Candy, 58 1/2), con un rosario de arrimes en su poder y la capacidad de siempre darlo todo. Hay que calcular al centímetro su carga, pero con ritmo al frente tranquilamente puede quedarse con el premio mayor.

Candy Cure irá en yunta con Lumix Again (Seek Again, 55) , que va por el segundo Trébol después de una victoria en una brava común, buscando doblar el muy opaco premio de 1.800.000 pesos establecido.