El hijo de Lizard Island avanzó por dentro en la recta para vencer por 7 cuerpos a Enzo de Oro

La campaña de Es Sicario va quemando etapas con absoluta lógica, proyectándose hacia las carreras más importantes. Después de un sólido paso por las condicionales, y de pagar el derecho de piso en lo jerárquico, el hijo de Lizard Island volvió a su box de Palermo en la noche del domingo como ganador clásico, tras dominar casi a placer en el Macon (L-1800 m, césped pesado), la segunda prueba en importancia dentro de la jornada desarrollada en el Hipódromo de San Isidro.

Afirmándose sobre una cancha bien complicada, el pupilo de la dupla Roberto Pellegatta / Juan Saldiviase hizo protagonistas absoluto de la historia al promediar el derecho y bien pegado a los palos, para, de allí en adelante, distanciarse hasta acumular 7 cuerpos de ventaja sobre Enzo de Oro (Lingote de Oro), con el favorito Pierna de Reyes (Strategic Prince) volando más bajo de lo previsto al finalizar tercero, aunque a lejanos 15 largos del vencedor, todo tras 1m55s76/100.

Criado por el Haras Abolengo y defensor de los colores del Stud Nueva Imágen, Juan Carlos Noriega tuvo poco trabajo en las riendas de Es Sicario, cuya madre, Emberly (Halo Sunshine) ya había producido a Ember Island (Lizard Island), ganador del Clásico José B. Zubiaurre, y es también hermana materna de las productoras de Expressive Halo (Halo Sunshine) y Entropía (Mount Nelson), ganadora unos días antes del Gran Premio Criadores (G1).