El entrenador irlandés Gordon Elliot, tres veces ganador del Grand National, posó sobre un caballo muerto; disculpas inaceptables

Un escándalo de enormes proporciones se desató durante las últimas horas en Gran Bretaña luego de que el destacado preparador Gordon Elliott, tres veces ganador del histórico Grand National, se fotografiara sentado sobre un caballo que murió en entrenamiento, hablando por teléfono y haciendo la V del símbolo de paz con su mano izquierda. El profesional admitió que la imagen es genuina y que efectivamente es él quien la protagoniza, después de que, en un primer momento, evitara aceptar la evidente realidad.

En una carta de disculpas, Elliott expresó: “En primer lugar, me disculpo profundamente por cualquier ofensa que esta foto haya causado y pueda categóricamente declarar que el bienestar de todos y cada uno de los caballos bajo mi cuidado es primordial y ha sido fundamental para el éxito que tenemos disfrutado aquí en Cullentra. La foto en cuestión fue tomada hace algún tiempo y ocurrió después de que un caballo había muerto de un aparente ataque al corazón en los galopes. Aprecio que una vista inicial de esta foto sugiere que es insensible y escenificada, pero nada podría estar más lejos de la verdad”.

Desde la British Horseracing Authority, en tanto, comentaron: “Esperamos que las autoridades irlandesas confirme rápidamente cómo se originó esta impactante imagen. El respeto a los caballos es un valor fundamental de nuestro deporte, contrario a la impresión en esta foto. El IHRB nos ha asegurado que  la investigación se llevará a cabo lo antes posible y que nos mantendrán informados a medida que haya más novedades”.

Por otra parte, los dirigentes de la Irish Horseracing Regulatory Board condenaron la fotografía y la actitud del preparador. “Esta imagen no refleja el cuidado, la atención y el respeto que los caballos de carrera reciben. Horse Racing Ireland tomó nota y apoyará todas las investigaciones que la IHRB realice entorno a este caso”.

Elliott está poniendo a punto actualmente un escuadrón de sus caballos hacia el festival de steeplechase en Cheltenham, entre los que se encuentra Tiger Roll (Authorized), dos veces ganador del Grand National y que irá por una tercera victoria récord en abril en Aintree.

Para Elliott la historia recién parece haber comenzado, y por más disculpas que haya pedido de forma pública aquello de que una imagen vale más que mil palabras es una obviedad.