El hijo de Il Campione superó al gran favorito para quedarse con el Gran Premio Provincia de Buenos Aires (G1)

LA PLATA.- El Gran Premio Provincia de Buenos Aires (G1-2200 m, arena húmeda), pase final de la Triple Corona local, Emmbrujo (Emmanuel) parecía tener todo a su disposición para consagrarse como el mejor potrillo de la temporada. Sin embargo, Escape Hatch tuvo un plan diferente, construyó una muy sólida labor y se quedó con una victoria de valor y que lo proyecta a futuro.

Es cierto que el gran favorito ya desde la largada no fue el mismo, quizás por la pista o quizás sintiendo el trajín de una temporada sin paus, pero tanto como que al ganador no le regalaron nada, que luchó durante cada metro de la carrera por terminar adelante y hasta conseguir el objetivo.

El zaino le dio una doble de vuelo al Stud Triple Alliance, al Team Gaitán y al jockey Eduardo Ortega Pavón, que un día antes y en San Isidro se habían unido para festejar con Lace and Pearls (Le Blues) en el Clásico Orbit (L), en un premio más que merecido para John Behrendt, uno de los pocos inversionistas extranjeros que todavía confían en la hípica argentina y en el país.

La carrera tuvo un lider descontrolado en Espíritu Corajudo (Espíritu Salvaje), con el que Brian Enrique corrió desestribado desde el primer codo y hasta donde pudo, mientras Escape Hatch se movía en tercer lugar y el candidado bastante más atrás, siempre complicado.

Cuando en la mitad de codo el líder empezó a rendirse, Archimboldo (Orpen) asumió el liderazgo, pero rápido empezó a sentir la presión del norteño, con el que el jinete paraguayo debió venir siempre atento y llamándolo a la realidad para que no perdiera ritmo.

Pisaron el derecho, dominó Escape Hatch y poco tardó en separarse del grupo, sacando ventajas imposibles de descontar para un Emmbrujo al que le costó muchísimo arrimarse, aunque poniéndole clase a la adversidad para finalizar segundo a 2 1/2 cuerpos del vencedor, con Del Otario (Tantos Años) completando la trifecta a otros 2 largos y con medio de ventaja sobre el valiente Archimboldo, todo tras 2n18s18/100, una marca aceptable.

Criado por Triple Alliance en los campos del Haras El Paraíso, donde tiene su base local, Escape Hatch fue presentado por Nicolás Gaitán, y con su labor logró levantar la imagen con respecto a sus actuaciones previas en los grandes premios 2000 Guineas (G1) y Polla de Potrillos (G1) donde, si bien no había llegado lejos, tampoco había sido protagonista.

Un panorama bien distinto se le abre ahora a Escape Hatch, con la oportunidad de volver al Bosque para correr el Gran Premio Dardo Rocha (G1) el 19 de noviembre, enfrentando a los mayores, o pensar en ser de la partida en el Gran Premio Nacional (G1), unos días antes en la arena de Palermo y contra sus compañeros de camada.

Emmbrujo perdió cuando se esperaba su consagración en el máximo plano, pero en nada se borra la formidable campaña que cumplió a lo largo de todo el proceso selectivo local, quedando de todas maneras la sensación de que de haber un premio al mejor potrillo sureño, se calzaría la corona por suma de merecimientos.

Escape Hatch le dio otro triunfo de G1 al ya gran padrillo Il Campione, el segundo tras el que logró El Musical en la Polla. Por “abajo”, el héroe del día tiene por madre a Glad Fantasy (Contested Bid), generosa para producir también a la G3 Sweetest Dream (Sebi Halo), a la placé de grado Heritage (Sebi Halo), a la muy corredora Shoptilyoudrop (Sebi Halo) y a Star Filled (Sebi Halo), luego vientre del clásico Blair Atholl (Incurable Optimist), en una familia importada por Río Claro en su momento.