En un fin de semana que ofrecerá 4 clásicos, el hijo de Will Take Charge va ahora por el Mariano Ignacio Prado (G3)

LIMA, Perú (Especial para Turf Diario).- A pleno clásico será el trajinar del fin de semana en el Hipódromo de Monterrico, que tendrá interesantes carreras durante la tarde de sábado, con un panorama mucho más fuerte preparado para el domingo.

Justamente ese día, lo más trascendente lo aportará el Clásico Mariano Ignacio Prado (G3-2000 m, arena), donde se medirán los mejores caballos adultos del momento en la distancia, encabezados por el estadounidense Esidio (Will Take Charge), que tratará de darle continuidad a su dominio de la división buscando su quinto festejo consecutivo.

El crédito del Stud Doña Licha viene de vencer con contundencia en los clásicos Comercio (G3), Asociación de Propietarios (G3) e Hipódromo de Monterrico (G2) y da la sensación de que si no sucede nada extraño la cosa no tendría que terminar ahora de forma diferente, sobre todo porque ya se adelantó por amplio margen a cada uno de los cuatro rivales que le saldrán al cruce ahora.

Esidio tendrá como compañeros al argentino Siempre Alerta (Easing Along) y a El Puma Carranza (USA-Drosselmeyer), este último seguramente encargado de salir a marcar el ritmo.

Después de casi un año de inactividad, Barbón no volvió como todos lo esperaban, fallando al terminar sexto en el mencionado Hipódromo de Monterrico. Pero su historial y aquél detalle de la vuelta al ruedo son motivos suficientes como para entregarle una oportunidar para reivindicarse.  La breve la completa King Goldbird (USA-Birdstone), segundo en la última victoria de Esidio y del que ya había llegado tercero en el Asociación de Propietarios.

El Clásico Antinoo (1500 m, arena) tiene en el notable Abdel Nazer (Minister’s Joy) un candidato firme ante la amenazante figura de Freedom (Lord Justice), mientras que en el Clásico Batalla de Taracapá (L-1800 m, césped) las presencias del tordillo Asfaloth (Riviera Cocktail) y del G1 Milos (Yazamaan) son garantía de espectáculo.