El campeón 2 años de 2020 en el norte regresa al trazado donde se impuso en el Juvenile (G1) y en el Claiborne Futurity (G1)

LEXINGTON, Kentucky (Especial para Turf Diario).- Camino al cada vez más cercano Kentucky Derby (G1), la carrera que marcará el inicio de la Triple Corona en los Estados Unidos, el Toyota Bluegrass Stakes (G2-1800 m, arena, US$ 800.000) de este sábado en Keeneland será una escala donde muchas de las miradas estarán posadas.

Ocurre que en los partidores estará ni más ni menos que Essential Quality, el Campeón 2 Años Macho de la temporada anterior y que acaba de volver al ruedo con una impresionante victoria en el Southwest Stakes (G3) de Oaklawn Park, sobre el fango. Invicto en 4 salidas, volverá a la cancha donde se impuso en el Breeders’ Cup Juvenile (G1) y en el Claiborne Futurity (G1), lo que habla a las claras de sus “preferencias” sobre el trazado local.

Luis Sáez estará en la montura del pupilo de Brad Cox , que tendrá 8 rivales, con uno de ellos claramente como enemigo. Se trata de Highly Motivated (Into Mischief), al cuidado de Chad Brown y que después de vencer en el Nyquist Stakes (L) aquí, fue sólo tercero en el Gotham Stakes (G3) de Aqueduct, cuando se esperaba algo más de su parte.

Otro de los potrillos sobre los que recaen buenas expectativas es Keepmeinmind (Laoban), de excelente campaña hasta su resbalón del mes último en el Rebel Stakes (G2). Antes, había escoltado al propio Essential Quality en el Claiborne Futurity y sido tercero del mismo adversario en el Breeders’ Cup Juvenile, cerrando su 2020 con una excelente conquista en el Kentucky Jockey Club Stakes (G2) de Churchill Downs.

También Untreated (Nyquist) llega con opción interesante, de la mano de Todd Pletcher y con Joel Rosario confirmado para conducirlo. No rindió lo esperado debutando en Gulfstream Park, pero desquitó a vuelta de hoja en Tampa Bay Downs y por 8 3/4 cuerpos en un tiempazo. Está claro que sube demasiado en las exigencias, pero con lo que mostró alcanza para ofrecerle una opción de sorpresa.

Y habrá que decir que el entrenador brasileño Paulo Lobo presentará a Leblon (Broken Vow), como para que Sudamérica tenga por qué potrillo cinchar.