Serengeti Empress se impuso con total facilidad en el Rachel Alexandra Stakes (G2) de Fair Grounds

NEW ORLEANS, Louisiana (Especial para Turf Diario).- En 2006, una yegua argentina era protagonista de la historia cuando su hija ganaba el Kentucky Oaks (G1). Aquella hazaña forjada por Critikola (Tough Critic) y Lemons Forever (Lemon Drop Kid) podría tener una “remake” en 2019, con Serengeti Empress (Alternation) y Love Dancing (Salt Lake) como vehículos.

La nieta de la destacada ganadora clásica del Haras de La Pomme se lució el sábado último en el Rachel Alexandra Stakes (G2) de Fair Grounds, y ganó puntos importantísimos de cara hacia el gran evento de mayo próximo en Churchill Downs.

Serengeti Empress, que no corría desde que fue séptima en el Breeders’ Cup Juvenile Fillies (G1), ya había vencido por 13 1/2 cuerpos en el Ellis Park Debutante y por imponentes 19 1/2 en el Pocahontas Stakes (G2).

La potranca es primera cría de Havisham (Bernardini), sin campaña de pistas. Love Dancing, vencedora en el Güiraldes (G3) de Palermo y tercera en las UAE Oaks (L), es a su vez hija de la inolvidable Le Midi (Fitzcarraldo), en una vieja y prolífica familia con base en el Haras Comalal.