La potranca y el potrillo sacaron pasaje hacia los grandes premios del 1 de mayo; la yegua, volvió con todo

Cuando hay buenas carreras se generan espectáculos atractivos y el público responde, máxima que volvió a cumplirse este viernes en Palermo, donde se desarrolló una fecha que dejó varios nombres que pronto serán protagonistas en los clásicos y una recaudación positiva, de más de 13,5 millones de pesos.

Como siempre los dos años fueron los que se robaron la mayoría de las miradas. Bien temprano, en el Premio Merlin Sil (1400 m), Evincing (Equal Stripes y Evindim, por Mutakddim) respondió a su positivo debut y sacó pasaje directo al Gran Premio Jorge de Atucha con una victoria sólida. Adelante desde la partida, cobró diferencias en el derecho para terminar venciendo por 5 cuerpos a Hello Teacher (Expressive Halo) en aceptables 1m23s7/100.

El tiempo de la pupila de la dupla Roberto Pellegatta/Juan Saldivia fue sensiblemente superior al que un rato después marcaría el potrillo Vos Decís para quedarse con el Premio The King: 1m22s25/100. Espectacular fue el cierre de esa prueba, donde el hijo de Señor Candy y Si Querés (Giant’s Causeway) doblegó en la misma meta y por apenas el pescuezo a Piranesi (Easing Along), con el que luchó prácticamente durante todo el derecho.

Ya más a la nochecita, reprisando, Joy Angus (Fortify y Mac Royal, por Roy) le hizo pesar su roce grande a las rivales que le tocaron en suerte en el Premio Vivo Enamorada (1600 m). La yegua que fue tercera en la última Polla de Potrancas (G1) fue un derroche de valentía para ganarle por cabeza y media cabeza a Polar Guest (Orpen) y City Jane (Cityscape) tras 1m35s25/100 y así alcanzar su segundo festejo.